Gato Rex alemán

Gato Rex alemán

El Rex alemán es originario de Prusia Oriental (ahora Rusia Báltica) y se caracteriza por su pelo corto y rizado.

Son la primera raza de gatos de pelo rizado que se ha descubierto.

Historia del gato Rex alemán

El gato alemán es originario de Alemania, como su nombre indica, en los años 50. En ese momento, la Dra. Rose Scheuer-Karpin encontró un gato de pelo crespo blanco y negro en el jardín del hospital donde trabajaba en Buch (ahora Pankow). Decidió llamarla Lämmchen, “corderito” en alemán, y procedió a criarla.

Para arreglar el gen del pelo crespo, el Dr. Scheuer-Karpin decidió aparearla con uno de los gatos machos de su camada. Así es como comenzó la cría del Rex alemán.

Sin embargo, la raza seguía teniendo problemas, así que los criadores decidieron cruzarla con la raza Cornish Rex.

En 1986, un criador alemán decidió adoptar los tres descendientes restantes del “corderito” para salvar la raza.

Posteriormente fueron reconocidos por la TIFF (The International Feline Foundation). Sin embargo, la CFA (Cat Fanciers$0027 Association), todavía asocia la raza con el Cornish Rex.

La raza hasta el día de hoy sigue siendo muy rara, y ciertos criadores alemanes están trabajando en desarrollarla y asegurarse de que permanezca. Para evitar problemas con la consanguinidad, intentan cruzarla con gatos de pelo liso.

Apariencia

La morfología del gato alemán Rex está más cerca de la de un gato europeo que de uno oriental.

Tienen un tipo de cuerpo semi-extranjero y son de tamaño medio, con un pecho bien desarrollado. Están bien construidos, son musculosos y robustos.

Hay una clara diferencia entre hombres y mujeres.

El cuello del Rex alemán también es de tamaño medio, musculoso y flexible.

Sus patas son de tamaño medio, fuertes y robustas, con patas redondas.

Tienen un cuento grueso, de longitud media, con una punta redondeada y mucho pelo.

La cabeza del Rex alemán es más larga que grande. Es bastante redonda con las mejillas llenas. La frente y el cráneo son ligeramente redondeados.

Su nariz es recta y de tamaño medio con una base bien definida.

Gato Rex alemán

Sus ojos son de tamaño medio, grandes, redondos y ligeramente inclinados. De acuerdo con los estándares de la raza, el color de sus ojos puede variar entre naranja, amarillo y verde, pero siempre deben ser lo más brillantes y alerta posible.

Una de las características que definen al Rex alemán es su corto y esponjoso pelaje. Forma ondas que recuerdan al Rex de Cornualles. Sus bigotes son cortos y rizados.

Un Rex alemán adulto pesa alrededor de 3 a 6 kilos y mide alrededor de 30 a 35 cm de altura.

Abrigo

De acuerdo con los estándares de la raza, se permiten todos los colores excepto chocolate, canela, cervato y lila.

Personalidad

El Rex alemán es un gato equilibrado y paciente. Es conocido por ser sociable y adaptarse muy bien a su entorno, apreciando la compañía de otros animales. También se sabe que se encariñan con sus dueños, dándoles mimos y afecto.

Les encanta jugar y correr, disfrutando de la caza de ratas y otras alimañas. Se adaptan tan bien a la vida interior como a la exterior. Sin embargo, como la raza es así, se recomienda dejarlos criar con otras razas y castrarlos lo antes posible.

Salud y cuidado

El gato Rex alemán no es propenso a ninguna enfermedad en particular. Sin embargo, es importante controlar su dieta así como su salud general.

En promedio, el Rex alemán vive entre 12 y 17 años.

Mantenimiento

La piel del Rex alemán es muy delicada y no necesita mucho mantenimiento. Sujeto a la alopecia, puede perder frenéticamente el pelo en partes de su cuerpo. Por lo tanto, es necesario proporcionarles un área de limpieza suficiente para que no se sientan tentados a sacarse el pelo.

Para mantener su abrigo, evite usar un cepillo y en su lugar use un paño suave o un guante.

Un cepillado semanal debería ser suficiente para mantener el brillo y la suavidad del pelaje.

Leave a Reply