¿Cuáles son las diferencias entre los gatos machos y hembras? Cómo distinguirlos

La diferencia más obvia entre los gatos machos y hembras es su género. Son polos opuestos en términos de órganos reproductivos y obviamente, las hembras pueden preñarse y reproducirse.

No hay una respuesta definitiva a la pregunta de si los gatos machos son mejores mascotas que las hembras y viceversa. Cada bola de pelo felina es única. Si su gato es afectuoso, leal, agresivo, territorial, juguetón o encerrado, es una cuestión de personalidad y no de género.

Sin embargo, hay algunas diferencias comunes entre los dos géneros cuando se trata de gatos. Antes de profundizar en ellas, debe saber que siempre hay excepciones, y no todos los felinos siguen estas reglas.

Diferencias comunes entre gatos machos y hembras

Ser castrado o esterilizado afecta severamente a cada género. Además, la raza del gato también juega un papel importante en su apariencia y carácter.

La vocalización y el nivel de afecto son algunas de las diferencias más notables entre machos y hembras, pero como dijimos, cada gatito es único y no todos los gatos siguen estas reglas sueltas.

Temperamento

Las gatas, por defecto, están más orientadas al cuidado de los gatitos. Por lo tanto, su principal objetivo no es en sí mismos y en sus padres mascotas, sino en continuar con la familia y reproducirse, así como proporcionar seguridad y protección a los gatitos recién nacidos.

Los gatos machos pueden parecer más leales, afectuosos y amables con sus dueños. En comparación con el instinto maternal innato de una hembra, los gatos machos pueden centrarse únicamente en complacer a sus padres mascotas. Por lo tanto, pueden parecer más cariñosos cuando se trata de sus dueños.

Esterilización y castración vs. dejar al gato “intacto”

Las gatas castradas tienden a ser más tranquilas y afectuosas en comparación con sus homólogas intactas. No entran en celo, y pueden concentrarse completamente en su vínculo con su dueño.

Por otro lado, los gatos machos castrados son menos territoriales y protectores de sus hogares y de sus padres mascotas. En cierto sentido, no se sentirán tan protectores de su entorno. Independientemente de esto, los expertos en felinos están de acuerdo en una cosa – los cambios de comportamiento en los gatos machos castrados son mucho más prominentes que los de las hembras castradas.

Cambios en el período de calor

Entre las diferencias más distintivas entre gatas y machos está la forma en que cada uno actúa en celo.

Los gatos machos se vuelven extremadamente agresivos y están listos para morder, arañar, silbar, pelear y marcar su territorio vigorosamente. Están dispuestos a orinar en los muebles para asegurarse de que el mundo entero aprenda quién es el jefe en la zona.

Cuando las gatas están en celo, se vuelven notoriamente vocales. Algunas razas felinas, como la Oriental de Pelo Corto, son vocales por naturaleza. Pero incluso la gatita más tranquila puede empezar a maullar y a aullar hasta un punto en el que se vuelve insoportable.

Comportamiento territorial

Incluso cuando no está en celo, el gato macho marcará su territorio y defenderá su hogar y el área circundante incondicionalmente.

Las mujeres son mucho más propensas a compartir su hogar y su entorno, así como los seres humanos que residen en ellos. Por supuesto, no todas las hembras son tan tolerantes cuando se trata de proteger lo que perciben como suyo. Como tal, es posible que una hembra marque su área y la defienda de otros animales o personas.

Sin embargo, es posible que incluso un macho no sea territorial, especialmente si resulta ser el orgulloso propietario de un gato americano de pelo corto u otra raza felina notoriamente relajada y amistosa.

Duración de la vida

Una de las diferencias entre los gatos machos y hembras es que las hembras tienden a vivir un poco más que los gatitos machos… un año o dos, quizás.

La esperanza de vida de los felinos no está determinada únicamente por el sexo del gato, sino que está más fuertemente influenciada por la raza. Algunas razas, como el Siamés, pueden alcanzar alrededor de 20 años de edad. Otras, como el Abisinio, viven entre 9 y 14 años.

El género juega un pequeño papel en la vida de los felinos. El entorno del gato, su salud, las enfermedades genéticas o la falta de ellas, su estado de ánimo general, el tipo de comida que consume y muchos otros factores que no están estrechamente relacionados con la raza o el sexo pueden determinar la longevidad.

Tamaño

Aparte de los diferentes órganos genitales, la diferencia más obvia entre los dos géneros es su tamaño. Los gatos machos tienden a ser más grandes y a pesar unos kilos más que sus contrapartes femeninas.

Sin embargo, el tamaño también depende del tipo de nutrición que el gato recibe de su alimento, así como de la genética. Así, una hembra puede ser más grande que un individuo masculino de la misma raza y edad.

Al comprar o adoptar una bola de pelo felino, siempre ponga su temperamento, personalidad y cuidado de la salud como prioridad antes que su género.

Deja un comentario