¿Por qué chirrían los gatos? ¿Qué significa cuando mi gato me está chirriando?

Algunos gatos son bastante vocales y otros, no tanto.

Los felinos de todas las razas y edades producen una variedad de sonidos, incluyendo maullidos, aullidos, gruñidos, ronroneos, etc. Puede que no sean capaces de comunicarse de la forma en que nosotros, los humanos, lo hacemos, pero seguro que saben cómo hablar.

En términos de lenguaje felino, algunas razas son increíblemente vocales en comparación con otras. Los gatos orientales de pelo corto, por ejemplo, son cualquier cosa menos tímidos cuando se trata de hablar en voz alta.

Incluso si aún no ha atrapado a su gato en un estado de ánimo parlanchín, eso no significa que su gato permanezca callado para siempre. Y cuando decida hablar, prepárese para escuchar una amplia variedad de sonidos. Desde el silbido agresivo hasta los horribles maullidos nocturnos, el lenguaje felino es indudablemente expresivo.

Uno de los sonidos más inusuales que producen los gatos es el llamado chirrido.

Lo más probable es que hayas visto videos de gatos chirriando, o que hayas escuchado esos graciosos sonidos saliendo de la garganta de tu propia mascota. Estos ruidos suenan como el gorjeo de un pájaro y a menudo son bastante breves y abruptos.

Los gatos no pitan como los pájaros para imitar a sus presas emplumadas. Los felinos no pían sólo a los pájaros que ven por la ventana.

De hecho, los gatitos cantan a la presa, a sus padres mascota, juguetes y otros animales. Si eres el orgulloso dueño de un gato y un perro y tus mascotas son amigas, puedes ser testigo de que tu gato le canta a su compañero canino.

Chirrido del gato – ¿Por qué chirrían los gatitos?

Puede haber muchas razones, desde la agitación a la excitación y el deseo de algo. Independientemente de la razón, estos sonidos repentinos y abruptos no son un indicador de que algo anda mal con su gatito.

Todos los felinos pueden piar, pero eso no significa necesariamente que oigas a tu gato haciéndolo.

Chirrido de gatitos

Los gatitos jóvenes o recién nacidos se comportan de manera hilarante. A veces pían a sus madres cuando tienen hambre o se sienten juguetones. Los sonidos chirriantes están destinados a provocar una sesión de juego o a pedir comida.

Chirrido en la percha de la ventana

El escenario más común para un gato chirriante es cuando está mirando por la ventana. El mundo exterior ofrece pájaros, roedores y otros tipos de presas en movimiento.

Es común que un gato pique en la ventana cuando es provocado por el sujeto de su atención. La presa potencial excita la bola de pelo felina, y a cambio, el gato muestra su excitación usando estos sonidos.

En tales casos, el gato también puede cantar por una desagradable frustración porque está separado del mundo exterior y del tema de su interés. Una de las razones más importantes para mantener a su mascota estrictamente en el interior es para que no salga corriendo tras el primer pájaro que atraiga su atención.

Las pulgas y otros parásitos también son factores fundamentales para que no permitas que tu gato deambule por el patio.

Chirriandote, el padre de la mascota

A veces los gatos chirrían a sus padres mascotas.

No hay necesidad de entrar en pánico si esto te pasa a ti. Simplemente significa que tu preciosa bola de pelos está demandando algo de ti. Eso es normalmente comida, atención, golosinas, o tiempo de juego.

A veces puede significar que tu gato quiere que le dejes entrar en otra habitación donde están sus juguetes favoritos. No hay necesidad de preocuparse. Tu peludo amigo no te verá como una presa gigante que necesita atrapar y comer.

Chirrido a un objeto inanimado

Aunque esto es raro, puede ser que sorprendas a tu gatito chirriando a sus juguetes.

Las varitas de plumas y los juegos interactivos de láser son normalmente los más atractivos para las bolas de pelo felinas, independientemente de su raza y edad. Como tal, su gato puede estar expresando su interés en el juguete o simplemente queriendo jugar con usted usando un juguete favorito.

Los gatos producen esos chirridos siempre que se excitan, provocan o se sienten particularmente interesados en algo. Típicamente ocurre justo antes de una cacería o una sesión de juego, ya sea contigo, con otros animales, o con un objeto inanimado.

Cuando esto sucede, no hay razón para preocuparse. Pero eso tampoco significa que debas ignorar el chirrido. No descuides las necesidades de interacción social de tu gatito.

Mientras demuestres que te preocupas, tu amada bola de pelos te apreciará por todos tus esfuerzos a su manera.

Deja un comentario