¿Pueden los gatos tomar café o tierra de café? ¿O es malo o tóxico para ellos?

Contrabandeado, odiado, adorado, usado con fines medicinales e incluso valorado como moneda, eso es el café en todas sus formas. Hoy en día el café se puede encontrar en los hogares de todo el mundo y se sirve como bebida, como ingrediente de recetas culinarias, como producto de belleza o incluso como producto de jardinería.

Como todos sabemos, los gatos pueden ser bastante traviesos, curiosos e impredecibles.

Sus hábitos de esconderse y su insatisfecha curiosidad les llevan a menudo a los lugares más inesperados de su casa o apartamento, muchos de los cuales contienen detergentes y sustancias nocivas. Pero como el café no es realmente un detergente, entonces no hay ningún daño para su mascota felina al estar cerca de bebidas de café preparadas, café en polvo, granos de café o café en grano, ¿verdad?

Bueno, no del todo.

La cafeína es en realidad peligrosa para los gatos, perros y otras mascotas domésticas . Sin embargo, eso no significa que tu gatito no se sienta tentado a oler o probar, especialmente si has derramado algo de café con leche o crema en él.

Los gatos necesitan mantenerse hidratados bebiendo agua, y sólo agua. Otras bebidas producidas para el consumo humano como el café, el té y los refrescos no son para ellos. El organismo felino no puede digerir estas sustancias como lo hace el organismo humano.

Además, el café en particular no tiene los mismos beneficios para la salud de los gatos que para los humanos.

¿Por qué el café es malo para los gatos y los gatitos?

Por defecto, tu esponjoso amigo no sabe lo que contiene el café. El café negro sin azúcar incluye magnesio y potasio, que son beneficiosos para los gatos, pero la cafeína que se encuentra en el café es en realidad lo que es malo para su gatito.

La cafeína tiene un nivel extremadamente alto de toxicidad mortal para los gatos.

Efectos secundarios y síntomas de la toxicidad de la cafeína en los gatos

Los animales son mucho más susceptibles a la toxicidad de la cafeína que los seres humanos. Por lo tanto, la cantidad letal de café para su bola de pelos es mucho menor de lo que se podría pensar. Estos son sólo algunos de los efectos secundarios que se producen si tu gato ingiere café:

  • Inquietud e hiperactividad
  • Vómitos
  • Frecuencia cardíaca anormal
  • Presión arterial elevada
  • Temperatura corporal elevada
  • Temblores
  • Convulsión
  • Muerte

Debido a que los vómitos y la inquietud pueden ser causados por varios factores, probablemente descartarán el hecho de que su gato haya ingerido café desde el principio. Sin embargo, todos los efectos secundarios mencionados anteriormente pueden llevar a un resultado fatal. El café es aún más peligroso simplemente porque descartar la posibilidad de intoxicación por cafeína es fácil y natural.

La gravedad de los efectos secundarios y la poca probabilidad de diagnosticar a un gato con intoxicación por cafeína son las razones por las que el café es malo para los gatos.

Unas pocas gotas de café no le harán daño a un gato. Sin embargo, independientemente de la raza de su mascota o de su edad, la exposición a la cafeína eventualmente causará daños severos a su corazón y a su sistema nervioso. Por ello, es de extrema importancia mantener cualquier tipo de café lejos de su amigo felino en todo momento.

¿Puede el café o la cafeína ser bueno para los gatos?

Cuando se trata de café, nosotros, los humanos podemos beneficiarnos de sus numerosas ventajas. Una ventaja en particular es útil para aquellos que tienen jardines en su patio, y esa ventaja está relacionada con las curiosas bolas de pelo felino.

Muchos gatos tienden a cavar como perros, tanto domésticos como salvajes. Si quieres evitar que tu propio gatito o el de alguien más husmee en tu jardín, puedes hacerlo fácilmente espolvoreando algunos posos de café en la tierra. Lo mismo ocurre con las plantas en maceta, que se mantienen en el interior.

Normalmente a los felinos no les atrae el olor del café, independientemente de su forma. Por lo tanto, pueden utilizar este hecho en su beneficio y evitar que un gato estropee sus plantas en lugar de depender de fuertes sustancias pesticidas. Aparte de eso, el café y otros productos con cafeína no tienen absolutamente ningún beneficio relacionado con las criaturas felinas de ningún tipo.

Tratamiento: ¿Qué hacer si su gato ingiere cafeína?

Las bebidas energéticas, las bebidas a base de café, el té, los refrescos, el tiramisú y otras comidas en las que el café es un ingrediente contienen cafeína.

Si sospecha que su mascota ha ingerido cafeína en cualquier forma, avise a su veterinario. Descuidar la ingesta de cafeína no es una forma de ahorrar dinero en los viajes al veterinario, aunque sea una cantidad pequeña. Según la Línea de Ayuda contra el Envenenamiento de Mascotas, incluso un par de píldoras dietéticas de cafeína pueden provocar la muerte de un gato.

Es probable que a su mascota no le guste el olor de los posos de café, los granos o el polvo de café instantáneo. Pero si le gusta la leche, sabe cómo es la leche y le ha visto verter leche en su bebida, podría sentirse tentado a probarla cuando no esté mirando. De cualquier manera, debe buscar ayuda médica tan pronto como pueda. De lo contrario, se arriesga a un resultado posiblemente letal para su bola de pelos.

Deja un comentario