¿Qué significa cuando un gato mueve la cola?

Los gatos tienen varias formas de comunicarse. Normalmente lo hacen a través de maullidos, siseos, chirridos, aullidos, etc.

Y aunque no sean capaces de hablar nuestro idioma, pueden decirnos muchas cosas incluso sin usar ningún sonido real. ¿Cómo? Se llama lenguaje corporal. Los gatitos tienen una forma única de mostrar sus emociones y expresar sus necesidades o demandas.

Incluso pueden dar más información de la que se podría pensar sólo por su posición para dormir.

Además, sus posiciones sentadas o de pie también pueden darnos una idea de sus emociones y la forma en que se sienten sobre su entorno actual. Puedes saber fácilmente si tu amigo peludo está asustado, enfadado, tranquilo o en alerta. El lenguaje corporal del gato no es difícil de entender una vez que captas lo básico.

Y uno de los tipos más básicos de lenguaje corporal felino es el movimiento de la cola de tu gato.

Los felinos mantienen sus colas en diversas posiciones por muchas razones. Por ejemplo, pueden mostrar sumisión o pueden saludar alegremente a alguien sólo con la forma en que sostienen su cola.

Mientras que las posiciones de la cola y las emociones detrás de ellas varían, uno de los movimientos más interesantes es el meneo.

Tipos de meneo de cola de gato, y el significado detrás de ellos

Entonces, ¿qué significa cuando tu gato está moviendo la cola?

Estos movimientos pueden significar una gran variedad de cosas. Pero antes de profundizar en el tema, aclaremos algo. Los gatos no mueven realmente la cola. Lo que están viendo es en realidad un movimiento como el de un perro, que no debe ser malinterpretado como un movimiento de cola.

Un perro moverá su cola cuando esté excitado o agitado por algo. Los gatos, por otro lado, pueden realizar movimientos de cola similares por muchas razones diferentes.

Los gatos realizan una variedad de movimientos con su cola, que puede parecer que se mueve, pero es diferente de este tipo de movimiento. El balanceo, las sacudidas y los azotes son formas mucho más adecuadas para describir estos movimientos.

El temblor de la punta

Cuando la punta de la cola de tu amigo peludo se mueve de lado, significa que tu mascota está en alerta máxima. El movimiento de la punta se traduce en una concentración extrema. Cuando su gatito se centra en algo, moverá la cola, ya sea que su enfoque esté relacionado con un animal que invade su territorio o una presa potencial.

El temblor no puede decirte las emociones exactas que pasan por el cerebro de tu gatito. El felino podría ser ligeramente agresivo, listo para defenderse del territorio, o simplemente dispuesto a cazar. Lo único seguro es que definitivamente no está relajado.

Azotar

El azote se puede llevar a cabo en un movimiento de atrás y adelante o en un movimiento de arriba y abajo. Estos son movimientos incómodos que se asemejan a los azotes abruptos de un látigo.

El azote de la cola de tu gato es una clara señal de que tu gatito está molesto por algo. Indica una emoción estresante y desagradable que su mascota está experimentando en ese momento. Probablemente haya visto a su peludo amigo hacer esto con su cola cuando mira por la ventana o escucha un ruido repentino y fuerte.

Significa que tu preciosa bola de pelo felino se siente particularmente incómoda. En este caso, debes permitir que el gatito se calme antes de acercarte a él. De lo contrario, podría asustarse o ponerse agresivo. Como tal, podrían ocurrir accidentes.

Swishing Sideways

A diferencia de los azotes, el movimiento de la cola de su mascota es mucho más rítmico y se hace en movimientos suaves. No indica que esté alerta de forma negativa. En su lugar, significa que el felino está excitado por el tema de su atención.

Este tipo de silbido a menudo ocurre cuando se llena el tazón de comida. Otro escenario es cuando el gatito está a punto de saltar hacia sus juguetes u otra cosa.

El silbido también puede ocurrir cuando el gato está acechando a su presa. Y a veces se puede ver cuando un gato está tratando de acercarse a otro gato para invitarlo a una divertida sesión de juego. Básicamente, el silbido puede traducirse en un enfoque intenso sin el giro negativo del látigo de la cola.

Es importante monitorear el movimiento de la cola!

Ahora que has aprendido todo lo básico sobre el “meneo” de la cola de tu gato, debes recordar que prestar atención al lenguaje corporal del gato es de importancia intrínseca.

A veces tu gatito simplemente necesita salir por la puerta. En tales ocasiones, es mejor darle al felino una ruta de escape rápida y segura. Cuando el gato está asustado, asustado, irritado o estresado, puede morderle, arañarle o atacarle, independientemente de lo mucho que le quiera.

En otras situaciones, es esencial entender el estado de ánimo de su mascota para poder calmarla y satisfacer sus necesidades apremiantes. Incluso el más perezoso de los gatos “hablará” a través de varios movimientos de la cola, dependiendo de la situación dada y de la forma en que el gatito se siente sobre su entorno.

Deja un comentario