Tratamiento de los abscesos de los gatos – ¿Cómo tratarlo y puede hacerlo en casa?

La mayoría de los gatos son vulnerables y relativamente frágiles, al igual que los bebés humanos, y son propensos a desarrollar una variedad de enfermedades. Mientras que algunas de estas enfermedades dependen de la raza, los abscesos pueden ocurrir en gatos de todas las razas y edades.

¿Qué es un absceso de gato?

Un absceso es un tipo de condición de la piel que resulta después de que las bacterias han entrado en el tejido de la piel a través de una herida u otro tipo de irritación de la piel. Esto provoca que se acumule una acumulación de pus en su interior.

Los abscesos ocurren después de rasguños, mordeduras o peleas.

Por defecto, los gatos de interior son mucho menos propensos a desarrollar un cáncer que los gatos salvajes o de exterior. Desafortunadamente, mantener a tu gatito a salvo en el interior no significa necesariamente que sea a prueba de balas.

Si su bola de pelo felino está vomitando, actuando desorientado, letárgico, y está experimentando una repentina pérdida de apetito, podría significar que está sufriendo un absceso. Por supuesto, estos síntomas no siempre indican peligro de absceso, así que no se asuste.

Sin embargo, si su gatito sufre de un absceso, tendrá que actuar de inmediato.

No exageres si ves el pus hinchado acumulado por la noche o durante el fin de semana cuando no puedes contactar con tu veterinario. Hay formas de tratar el problema en casa.

Cómo tratar los abscesos de un gato

Para empezar, reconozca el hecho de que su mascota está herida. Intente recordar que esto es natural antes de empezar a estresarse por el problema.

Es probable que quieras ir al veterinario, pero si no puedes, o no está abierto cuando descubras la herida, aquí tienes algunos consejos.

Compruebe la gravedad de la herida

Este paso es crucial. Necesitas determinar si la herida es superficial o profunda.

Si está en el lado, la pata o la pierna del gatito, su gato evitará cepillar el punto infectado en cualquier tipo de superficie. Esto también significa que tratará de luchar contra usted si intenta tocar en cualquier lugar cerca de la zona infectada.

Ten paciencia y prepárate

Su gatito puede estar sufriendo, pero eso no significa que le permita ayudar. Sea paciente y gentil con su bola de pelos. Puede que tenga que envolver a su gato en una toalla para evitar que se rasque o salga corriendo.

Use guantes de goma si tiene cortes de papel o heridas en las manos. De lo contrario, también podría infectarse.

Aplicar una Compresa Caliente

Aplique una compresa caliente, pero no caliente, sobre la herida. La humedad ablandará el pelaje del gatito y le permitirá revisar el punto infectado más fácilmente.

Si es necesario, use un par de tijeras pequeñas para cortar el pelo alrededor de la herida, pero recuerde que debe ser extremadamente suave.

Aplicar Peróxido de Hidrógeno

Este paso es opcional. Puede aplicar varias gotas de peróxido de hidrógeno en la herida para desinfectarla, pero picará a su gato y el dolor podría hacerlo bastante agresivo.

Prepárate

Intenta mantener la calma y no entres en pánico. Hay una gran posibilidad de que su veterinario le prescriba un tratamiento con antibióticos y que usted tenga que vigilar cuidadosamente a su gatito después.

En algunos casos, si la infección afecta a un punto grande, o si la herida es demasiado profunda, es posible que su gato deba someterse a una cirugía.

Cómo mantener a su gato a salvo

Si bien los consejos mencionados anteriormente tienen por objeto ayudarle a averiguar cómo hacer frente al tratamiento de los abscesos y qué esperar, hay varias maneras de evitar que su gato se enferme o se lesione.

Usar sólo comida de alta calidad para gatos en cada comida y cambiar de comida enlatada seca a húmeda. Esto ayudará a proporcionar todos los ingredientes necesarios basados en carne y vegetales que son esenciales para la salud de su gatito.

Las vitaminas y los suplementos también son importantes, pero nunca deben utilizarse como sustituto de la comida para gatos.

Otra forma de tratar de evitar que tu bola de pelo felino sufra de abscesos e infecciones similares es mantenerlo estrictamente en el interior.

Si eres uno de esos padres de mascotas que saca a pasear a sus gatos con correa, asegúrate de que tu gatito no esté lamiendo nada del suelo.

También, manténgalo alejado de perros callejeros, gatos salvajes y otros depredadores. Nunca le permitas que se suelte del arnés o que se suelte.

Por último, las revisiones veterinarias regulares son una necesidad absoluta. El bienestar mental y físico de su gato siempre debe ser su prioridad, así que no pierda nunca una cita con el veterinario y vigile siempre la salud de su gatito.

Deja un comentario