¿Sueñan los gatos? ¿Pueden tener pesadillas?

A todos los felinos del planeta les encanta dormir.

De hecho, lo hacen más a menudo que cualquier otra especie de mascota doméstica.

Los gatitos jóvenes duermen durante 20 horas de todo su régimen de 24 horas. Los gatitos mayores pueden dormir hasta 16 horas al día.

¿Pero pueden soñar mientras lo hacen? ¿O sólo se están relajando en un sueño feliz y vacío?

Si alguna vez ha vigilado a su gato, probablemente haya visto cómo se mueve, mueve sus bigotes, ronca o produce algún otro sonido inesperado y extraño. Y también puede que haya visto al gatito cambiar su posición de dormir sin despertarse en absoluto.

Todo esto debe significar que los gatos sueñan, ¿verdad? Si no, ¿por qué harían cualquier movimiento o sonido?

Entonces, ¿pueden los gatos soñar?

Sí, los gatos pueden, y lo hacen, soñar.

Y durante un tiempo los investigadores no pudieron probarlo, pero gracias a la tecnología actual, ahora sabemos que los felinos, caninos y otros animales pueden experimentar un sueño lleno de sueños.

Al igual que nosotros los seres humanos, los gatos pasan por diferentes fases en su sueño, incluyendo el sueño REM, que es cuando la mayoría de los sueños ocurren.

La fase REM viene con secuencias de sueños vívidos y duraderos. Aunque los gatitos también pueden soñar en otras etapas del sueño, si alguna vez has visto los bigotes, las cuerdas vocales, la cola y las patas de tu mascota “despertarse” durante una siesta, entonces tu preciosa bola de pelos probablemente esté pasando por un ciclo REM y soñando con algo. Los sueños no REM suelen ser más tenues, fragmentados y menos tangibles que los sueños REM más vívidos.

Los gatitos pasan por largas y frecuentes fases de sueño REM en sus primeros meses.

Es por eso que verás más movimientos musculares prominentes en los ciclos de sueño de los jóvenes que en los adultos o en los gatos mayores.

A medida que el gatito crece, el sueño REM diario/nocturno disminuye significativamente, al igual que la cantidad de horas que el gato pasará durmiendo la siesta.

¿Con qué sueñan los gatos?

Preguntar con qué sueñan los gatos es como preguntar qué piensan los gatos. La respuesta está en su impredecible, curiosa y a menudo incomprendida naturaleza.

  • Recuerdos. Los gatos pueden revivir experiencias que han enfrentado recientemente y tienen sueños de estos recuerdos. La mayoría de los gatitos tienen una notable capacidad de memoria a largo plazo, ¡así que tu gato adulto puede soñar con algo que ocurrió hace años!
  • Necesidades y deseos. Los gatos de interior dependen totalmente del cuidado de sus padres mascotas. Pero incluso los más mimados y cuidados después de la bola de pelos seguirán encontrando algo nuevo que querer, ya sea otra sabrosa golosina o arañar sus garras en sus nuevos muebles.
  • Fantasías. Muchas especies animales son extremadamente inteligentes y algunas incluso se ha demostrado que tienen imaginación. Lo mismo puede ser cierto para las criaturas felinas. Es muy probable que los gatos puedan fantasear mientras sueñan.

Lamentablemente, no podremos entender completamente lo que nuestros gatos soñaron durante su última siesta. Siempre podemos preguntarles, pero sólo tendremos un maullido, si tenemos suerte. Con suerte, la tecnología evolucionará hasta tal punto que un día tendremos aplicaciones útiles que puedan traducir con precisión cada maullido en un discurso humano coherente. ¿¡Imagina!?

¿Pueden los gatos tener pesadillas?

Sí, pueden.

Pero seguro que no sueñan con la política, los cataclismos y otras cosas alarmantes que vieron o escucharon en la televisión. No les molestan las crisis climáticas globales, los problemas financieros, el empleo y otros problemas comunes que provocan miedo en la vida de las personas.

Sin embargo, eso no significa que no puedan soñar con cosas aterradoras.

Los gatos pueden experimentar una amplia gama de emociones negativas y las situaciones aparentemente triviales pueden dejar un fuerte impacto en ellos.

Por ejemplo, si su mascota se mueve y se inquieta mientras duerme, podría estar teniendo un sueño frustrante sobre el pájaro que vio por la ventana y cómo no pudo atraparlo.

Por otro lado, los gatos pueden tener pesadillas relacionadas con cosas verdaderamente desagradables que les han sucedido en la vida real. Por ejemplo, la ansiedad por separación, aterrizajes dolorosos, peleas con otros animales y otras experiencias pueden inducir pesadillas.

Los animales rescatados, que han pasado algún tiempo en las calles, en refugios superpoblados o entre padres de mascotas abusivos, son más propensos a tener pesadillas, incluso si actualmente residen en un entorno seguro, feliz y relajado.

Además, los gatitos suelen tener pesadillas más a menudo que sus homólogos adultos debido a las fases REM más frecuentes.

Los ancianos también pueden tener pesadillas más frecuentes que los gatos adultos. Cuando sus días se vuelven dolorosos debido a una salud comprometida, es posible que el sufrimiento los persiga en sus sueños.

¡Pero no pienses que los gatos no son lo suficientemente inteligentes para saber que una vez que despierten todo volverá a la normalidad!

En resumen, tu gatito tendrá sueños problemáticos de vez en cuando. No hay necesidad de estresarse demasiado por ello.

Deja un comentario