Dosis de Benadryl para gatos. ¿Puede darlo para alergias, comezón o sedación?

El Benadryl es uno de los productos más populares que encontrarás en cualquier farmacia. Sus numerosas aplicaciones suelen ser útiles cuando se desea tratar las alergias, el goteo nasal, el resfriado común, la erupción cutánea, el insomnio o el mareo.

Puede que hayas oído o no que algunos padres de mascotas dan Benadryl a sus caninos. Así que es natural que te preguntes si también es seguro para tu bola de pelo felino.

Por defecto, los medicamentos y otros productos de salud y bienestar fabricados para los humanos no se deben administrar a los gatos, especialmente cuando se trata de AINEs (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) y otros medicamentos similares. Sin embargo, hay algunos medicamentos basados en humanos, que son seguros y eficientes como alivio del dolor para las criaturas felinas.

El benadryl es uno de los numerosos medicamentos producidos para el consumo humano, que también se consideran seguros para los gatos.

¿Puedes darle Benadryl a tu gato? Si es así, ¿cuánto y qué dosis?

Sí, puedes darle Benadryl a tu amigo felino.

No sólo está aprobado por los veterinarios, sino que también es administrado por ellos. Por supuesto, el cuerpo de su gato difiere en muchos aspectos del suyo. Por lo tanto, no es seguro usar la misma dosis en su gato que la que usted tomaría.

El ingrediente activo de la droga es la difenhidramina, que es realmente segura para los animales. Puede ser administrada en varias formas: líquida, triturada o en píldoras sólidas, pero siempre por vía oral.

Algunos veterinarios sugieren dar una dosis de aproximadamente un miligramo por libra de peso corporal.

Para un gato de 10 libras…

  • En forma de píldora, sólo dé aproximadamente la mitad de una tableta de 25 mg.
  • En forma líquida, si obtienes una concentración de 12,5 mg/5ml, sólo darías 4 ml.

Recuerde, cuando tenga dudas, contacte con su veterinario. Algunas farmacias veterinarias también pueden mezclar la solución con un sabor que su gato disfrutará, como el del pollo, si no le gusta el sabor de la comida.

¿Cuándo necesitan los gatos el Benadryl?

Hay tres razones principales para darle Benadryl a tu gatito:

  1. Problemas de la piel como picor y sarpullidos
  2. Como un sedante suave
  3. Para combatir las náuseas o el mareo

Los casos más comunes en los que las bolas de pelo felinas necesitan este tipo de medicación son para combatir el picor o las erupciones causadas por alergias, insectos o cualquier otra cosa. Los gatos de todo el mundo sufren una gran variedad de alergias. El Benadryl puede ayudarles a lidiar con las reacciones alérgicas.

Algunas personas lo usan durante los viajes o cuando sufren de mareos en el coche. En casos como estos, funciona como un sedante relativamente suave.

El Benadryl también se puede dar cuando necesite calmar a su mascota cuando se mude a una nueva casa o cuando espere que le visiten invitados ruidosos y que molesten al gatito con su presencia.

El rascado excesivo, la inquietud, la ansiedad y otros problemas similares también pueden ser suprimidos con el Benadryl. No obstante, la regla mencionada anteriormente se aplica también en este caso: consulte con un veterinario antes de dar el medicamento a su mascota.

¿Cómo darle Benadryl a tu gato?

Como mencionamos antes, el Benadryl debe ser dado oralmente a un gato. Hay tres formas básicas de administrar la medicación a su amigo mullido – en forma líquida, como una píldora sólida o como un polvo triturado mezclado con algo sabroso.

A algunos padres de mascotas les resulta más fácil administrarlo en forma líquida con la ayuda de una jeringa.

Tanto si lo haces de esta manera como si intentas que el gatito se trague una pastilla, hay un par de cosas que debes tener en cuenta. La primera es que al gato puede no gustarle su sabor y la segunda es que debes centrarte en la seguridad, la de tu gato y la tuya propia.

Haz lo mejor que puedas para calmar la bola de pelos antes de administrar el Benadryl. Hable con voz calmada, sea amable con ella y no deje que su comportamiento insinúe que hay algo desagradable en el camino del gato. Envuelva al gatito en una manta o una toalla para mantenerlo estable y evitar que lo arañe, pero tenga cuidado de no lastimarlo.

Si no puedes hacer que el gato tome la píldora o la forma líquida de la droga, intenta aplastar la píldora y mezclarla con algunas sabrosas golosinas para gatos o con la comida para gatos favorita de tu mascota.

Algunas farmacias veterinarias también pueden mezclar la fórmula con un sabroso sabor para ayudar a bajar

Dosis seguras

No hay una fórmula definitiva porque cada gatito es único por sí mismo. Por lo tanto, algunos gatos (incluso si son de la misma raza, edad y tamaño) pueden necesitar cantidades más pequeñas, mientras que otros pueden necesitar aumentar la dosis para que el Benadryl haga su magia en ellos.

Un miligramo por libra es la dosis segura estándar.

Esto significa que si su mascota pesa alrededor de 10 libras, la dosis segura estándar de Benadryl será de 10 miligramos. Sin embargo, eso no significa que el gato no experimente ningún efecto secundario o que la medicación sea suficiente. Todo depende del organismo del gato y de lo bien que absorba y reaccione a las diferentes sustancias.

Una de las cosas que nunca debes hacer es aumentar la dosis porque la droga no ha hecho efecto poco después de la ingestión. La sobredosis puede tener graves consecuencias para los gatitos, los gatos adultos y los ancianos por igual. Si el medicamento no funciona, no tiente a la suerte con él. Sólo consulte con un veterinario de confianza para una solución alternativa.

Los peligros de darle Benadryl a tu gato

Aparte de los efectos secundarios (ver abajo), hay riesgos adicionales cuando se le da Benadryl a su gato. La interferencia con otros medicamentos es uno de ellos y definitivamente no es algo que quieras experimentar.

Además, puede estar malinterpretando los síntomas que muestra su gato. Si los síntomas sólo están enmascarando otro problema, la administración de Benadryl no curará el verdadero problema, que está afectando a su mascota. Además, el medicamento puede empeorar la salud general de su amigo felino si ya sufre de alguna enfermedad no diagnosticada.

Y en los casos de reacciones alérgicas severas el Benadryl puede empeorar el problema. La mayoría de los alérgenos causan dificultades respiratorias en los gatos y como uno de los efectos secundarios del Benadryl causa problemas respiratorios, la combinación entre la reacción alérgica y la droga puede tener consecuencias que amenazan la vida del gatito.

Efectos secundarios

Como sucede con cualquier tipo de medicamento, hay una probabilidad de que tu mascota pueda experimentar algunos efectos secundarios de la droga. Los más comunes son los siguientes:

  • Somnolencia
  • Desorientación
  • Falta de aliento y jadeo
  • Convulsión

La sobredosis puede tener consecuencias letales para los gatos. En otras palabras, puede llevar a la muerte de su preciosa bola de pelo felino si no tiene cuidado.

Es posible que el Benadryl interfiera con otras drogas si su gato está tomando otros medicamentos para trastornos preexistentes. Por lo tanto, siempre debe consultar a un veterinario antes de tomar Benadryl. Independientemente de la medicación, asegúrese siempre de que todo sea absolutamente seguro para su amigo felino.

Deja un comentario