El gato ronca mientras duerme: ¿Es normal que suene así o debería preocuparme?

Los felinos pueden estar entre los mejores cazadores de la naturaleza, pero eso no significa que no les guste dormir todo el día.

De hecho, los gatos pueden dormir hasta 20 horas diarias, especialmente durante la etapa de gatos. Los adultos y los ancianos pueden dormir entre 12 y 16 horas cada día. Pero aunque puedan dormir tantas horas, no significa que su sueño sea tranquilo.

Los gatos pueden hacer muchas cosas mientras duermen. Pueden soñar y tener visiones placenteras o de pesadilla, pueden dormir una siesta y seguir en alerta, y también pueden caer en un sueño extremadamente profundo en las posiciones más incómodas conocidas por la humanidad. Y algunos felinos pueden incluso roncar mientras duermen.

¿Roncar mientras se duerme es normal para los gatos y gatitos?

El ronquido es normal y bastante común en algunas razas de gatos. Si tu compañero felino tiene una cara plana de nariz corta, es normal que ronque. Los persas y otras razas de cara plana con conductos nasales cortos lo hacen más a menudo de lo que usted piensa.

Cuando las vías respiratorias superiores del gato (nariz y garganta) están bloqueadas, el aire que pasa provoca vibraciones y ronquidos.

Los ligeros ronquidos son normales incluso para las razas que no tienen cara plana. Sin embargo, si los sonidos son cada vez más fuertes y van acompañados de problemas respiratorios, puede que haya problemas mayores y que el gato tenga un problema de salud sin diagnosticar.

Razones por las que los gatos roncan a veces

Como los humanos, los gatos roncan cuando hay algún tipo de dificultad en su sistema respiratorio. Si el gatito ronca cuando está despierto, eso es definitivamente un indicador de problemas. Aquí están las razones más comunes de los ronquidos en los gatos:

Obesidad

Un problema común para muchos gatos domésticos es la obesidad. Puede conducir a una variedad de condiciones que amenazan la salud y puede acortar significativamente la vida de un gatito. La obesidad también puede causar ronquidos, independientemente de la raza o la edad del gato.

Los kilos de más ponen mucha presión en las fosas nasales de los gatos con sobrepeso. Como resultado, su respiración durante el sueño se vuelve problemática. Debido a la acumulación de grasa alrededor de las vías respiratorias superiores, la respiración se hace difícil cuando el aire no puede fluir a través del sistema respiratorio del gato de forma natural. Los gatos obesos también pueden tener problemas respiratorios cuando están completamente despiertos.

Infecciones virales, bacterianas y fúngicas

Condiciones como el herpes felino y otras infecciones virales pueden causar fácilmente problemas respiratorios. Algunas infecciones bacterianas y fúngicas también pueden provocar falta de aliento, sibilancias, jadeos, tos y ronquidos.

Si tu propia bola de pelos sufre algún tipo de infección, definitivamente habrá otros signos reveladores aparte de los ronquidos. Si hay otros problemas respiratorios con el gato cuando está despierto, debe consultar inmediatamente con un veterinario.

Objetos extraños en las vías respiratorias

Los gatos son curiosos y a menudo impredecibles por naturaleza. Desafortunadamente, nadie puede cuidar de su mascota felina las 24 horas del día. Por lo tanto, es posible que un gatito sufra problemas respiratorios si hay un objeto extraño alojado en algún lugar de su tracto respiratorio.

Independientemente de lo quisquilloso que sea su mascota con su comida, puede que se haya tragado parte de un juguete o algo más. Los cuerpos extraños aplican una presión adicional en las vías nasales y a menudo resultan en ronquidos, sibilancias y tos. Si el objeto extraño es demasiado grande, puede ser necesario retirarlo mediante cirugía.

Posición incómoda para dormir

Los humanos a menudo roncan cuando dormimos en una posición incómoda o en una almohada incómoda. Lo mismo se aplica a las criaturas felinas.

A pesar de la calidez de la cama del gato, la forma en que está acostado podría estar causando problemas con su sistema respiratorio. El cuerpo del felino es envidiablemente ágil y los gatos a menudo duermen en las posiciones más increíbles. Si la posición es la causa de los ronquidos, lo sabrás inmediatamente, porque los ronquidos no serán persistentes.

Pólipos y crecimientos

Por último, pero no menos importante, hay otro tipo de problema de salud que puede dar lugar a ronquidos: los crecimientos. Pólipos, cánceres, tumores y otros tipos de crecimientos en el sistema respiratorio del gato bloquearán el flujo de aire a sus conductos nasales. Como resultado, el gatito definitivamente tendrá problemas para respirar mientras duerme.

Si los ronquidos de su mascota son leves y sólo ocurren de vez en cuando, no hay razón para entrar en pánico. Sin embargo, si el gato ha empezado a roncar de repente y suena doloroso, debería ver a un médico. Cuando experimenta otros problemas respiratorios (jadeos, falta de aliento, tos, sibilancias), es un claro indicador de que hay algo malo en la salud de su compañero felino.

Y por último, aunque tengas un gatito de cara plana como el persa y sus ronquidos suenen problemáticos, no dudes en llamar a tu veterinario. Descuidar una condición de salud no diagnosticada puede tener un resultado fatal para su preciosa bola de pelos.

Deja un comentario