Collares o arneses de perro: ¿Cuál es mejor?

Collares o arneses de perro: ¿Cuál es mejor?

Es posible que hoy en día se vean muchos más perros en la calle usando arneses en lugar de tener sus correas atadas a los collares. ¿Los arneses son más seguros para los perros que los collares? ¿Debería abandonar por completo el collar tradicional de su perro?

El hecho es que su perro debe tener tanto un collar como un arnés para un entrenamiento más efectivo. El arnés es el lugar apropiado para sujetar su correa – mantiene a su perro firmemente conectado a usted mientras elimina la tensión en su cuello. Los arneses son difíciles de quitar para los perros nerviosos, y aumentan el control del paseante sobre el lugar donde se mueve el perro.

Collares o arneses de perro: ¿Cuál es mejor?© Victoria L. Almgren | Dreamstime

Los diarios de perros enteros son una gran manera de mantener las licencias y otras etiquetas de identificación de los perros. Los arneses sólo deben usarse durante los paseos y los ejercicios ligeros, por lo que es una buena idea que su perro también lleve un collar suelto (2 de sus dedos entre el cuello y el collar) con fines de identificación.

Hay muchos tipos de collares y arneses en el mercado, y algunos sirven para fines específicos. El arnés de clip frontal, por ejemplo, es supuestamente el mejor tipo de herramienta de sujeción para un perro que tira de la correa durante los paseos. Los cabestrantes, por otro lado, dan poco control al paseante, y en realidad sólo deberían ser utilizados por los adiestradores profesionales de perros en situaciones específicas, como en las pistas de exhibición.

Collares o arneses de perro: ¿Cuál es mejor?© Brett Critchley | Dreamstime

Tanto los collares como los arneses siempre deben ser quitados durante cualquier juego brusco – ya sea con otros perros, o en el patio trasero. Se sabe que los collares se enganchan con cosas, y podrían lastimar seriamente a tu perro. Los arneses también deben quitarse durante el juego. Es posible que no estrangulen a su perro, pero aún así pueden engancharse en objetos o causar rozaduras por un uso prolongado.

Comparación de collares y arneses para perros

PRO CON COLLARES Los collares son una forma cómoda y segura de mantener las etiquetas de identificación y las licencias en el perro en todo momento. Algunos perros pueden convertirse en expertos en escabullirse de sus collares; los perros de cuello ancho o de cabeza pequeña tienen un mayor riesgo de fuga. La mayoría de los perros no parecen notar que llevan un simple collar de hebilla plana (WDJ recomienda instalar collares con espacio para dos dedos entre ellos), ya sea con o sin correa. Los collares vienen en una gran variedad de tipos y materiales; algunos tipos de collares para perros sirven para necesidades específicas, como para los patos o para mayor seguridad. Se sabe que los collares causan daños en la tiroides y/o en la tráquea a los perros que tiran. Algunos collares se desprenden bajo una presión generalizada, eliminando el riesgo de asfixia en un accidente. Es posible que los collares se enganchen en objetos durante el juego o en una pelea de perros, y pueden lesionar o asfixiar al perro que los lleva puestos; también se sabe que los collares se enganchan en las mandíbulas de otros perros durante el juego brusco. ARNÉS Los arneses crean menos tensión de tracción tanto en el perro como en el humano durante los paseos con correa. Los arneses siempre deben quitarse mientras el perro está dentro, o jugando con otros perros. Los arneses de pinza frontal han demostrado ser más eficaces cuando se entrena a los perros para que no tiren de sus correas. Los arneses pueden rozar la piel alrededor de los “codos” de un perro si se usan excesivamente. Los arneses para perros suelen tener una mayor variedad de tamaños que los collares; puede haber mejores opciones para perros extra pequeños o extra grandes. A menudo los arneses no están ajustados para que encajen correctamente; si no se ajustan correctamente, los arneses pueden causar molestias al perro.

Deja un comentario