No es tu imaginación: Los perros imitan a sus dueños

Los científicos del comportamiento han cuestionado durante mucho tiempo si los perros son capaces de imitar a los demás o a las personas. Un estudio reciente publicado en las Actas de la Sociedad Real B: Ciencias Biológicas ha demostrado que los perros no sólo son capaces de imitar a sus dueños, sino que lo hacen automáticamente. De hecho, su impulso para copiar nuestros movimientos de cabeza y manos (patas) es tan fuerte que tienden a hacerlo incluso cuando no es en su mejor interés.

288

Friederike Range y sus colegas del Departamento de Biología Cognitiva de la Universidad de Viena examinaron 10 perros adultos de varias razas y sus dueños. Comenzaron entrenando a los perros a abrir una puerta corrediza tanto con la cabeza como con las patas. Luego los perros observaron a sus dueños realizar la misma tarea, abriendo la puerta ya sea a mano, o bajándose al piso y usando sus cabezas.

La mitad de los perros fueron recompensados cuando copiaron a sus dueños; la otra mitad recibió una recompensa cuando hicieron lo contrario. Todos los perros tendían a copiar a sus dueños, incluso cuando eso significaba que no eran recompensados.

Más tarde, cuando a los perros que tuvieron que aprender a hacer lo contrario de lo que sus dueños hicieron entonces se les pidió que copiaran a sus dueños, cometieron más errores que el primer grupo, sugiriendo que el comportamiento imitativo es el resultado de las interacciones del desarrollo y no simplemente de la evolución. En otras palabras, copiar a las personas es un comportamiento aprendido, no uno instintivo.

Si bien se sabe que tanto los primates humanos como los no humanos, así como ciertas especies de pájaros, se imitan automáticamente entre sí, se cree que el fenómeno de copiar otra especie es raro o incluso único. Esto se debe sin duda a la especial relación que los perros han desarrollado con los humanos.

Saber que los perros nos imitan podría facilitar ciertos tipos de entrenamiento. Hay varios videos encantadores que muestran a grupos de perros realizando tareas como colocar decoraciones navideñas y disfrutar de un picnic en la playa. Estos perros fueron entrenados en Hungría por entrenadores de clicker que usan lo que ellos llaman el “Método del Espejo” de entrenamiento. Por ejemplo, cuando quieren que sus perros se sienten, los entrenadores se agachan.

– Mary Straus

Deja un comentario