¿Perro picado por una abeja? Así es como se trata

¿Perro picado por una abeja? Así es como se trata

La primavera está brotando en todo el país. Flores, pastos y árboles están floreciendo, y los polinizadores están en vigor. Esta es una gran noticia para las plantas, y menos para nuestros amigos caninos. Los perros son más propensos a ser picados por insectos que nosotros, ya que no siempre son conscientes de que algunos de los insectos zumbadores y voladores que les encanta perseguir pueden hacer daño!

Los sospechosos más probables de picar son las especies de Himenópteros, que incluyen abejas, avispas, avispones y hormigas de fuego. Como veterinario de emergencia, a menudo traté a perros que sufrieron picaduras de abejas y avispas, con reacciones que iban desde una hinchazón y un dolor localizados muy leves hasta un shock anafiláctico. Estos síntomas a veces eran causados por una picadura directa en el hocico o en la pata, pero en algunos casos, ¡ocurrían cuando un perro ingería una abeja! Es importante saber qué es normal y qué no lo es cuando esto sucede.

El típico evento de picadura de abejas deja al perro con un solo aguijón en el hocico o en el pie. Esto se debe a la orientación horizontal de los perros con cuatro patas y su curiosidad innata. Los pies a menudo encuentran los insectos cuando corren por la hierba, y el curioso hocico les sigue.

Qué hacer si su perro es picado

En el caso de la mayoría de las picaduras, habrá un leve enrojecimiento e hinchazón. Su perro puede cojear de repente y/o favorecer una pata, o tener una mancha roja e hinchada en la cara. En algunos casos, un aguijón todavía puede ser encontrado en la herida. Esto es extremadamente difícil de encontrar sin un perro tranquilo y calmado y una lupa. En algunos casos, la extracción de un aguijón debe hacerse en una oficina veterinaria. Se puede intentar visualizar y extraerlo en casa, pero puede no ser posible.

El tratamiento inicial para una picadura o mordedura de esta gravedad puede consistir en el descanso y una compresa fría para aliviar la hinchazón y el dolor. No administre medicamentos de venta libre; generalmente no son seguros para los perros. Si le preocupa que su perro tenga un dolor significativo, contacte a su veterinario para discutir una estrategia de manejo del dolor.

La urticaria, los ronquidos y las ronchas son una reacción moderada a las picaduras. Al igual que sus homólogos humanos, los perros que han sido picados pueden estallar en antiestéticas colmenas. Estas suelen ser muy pruriginosas e incómodas. La primera señal que se nota es que el perro se frota contra los muebles o se rasca la cara y los ojos. La urticaria puede manifestarse en forma de rayas o bultos de color rojo brillante por todo el cuerpo o estar confinada a un solo lugar.

Mientras no haya vómitos, diarrea, debilidad o colapso, esto puede ser manejado en casa con éxito. La difenhidramina (el ingrediente activo del Benadryl) se puede administrar a razón de 1 a 2 miligramos por libra de peso corporal. Si se utiliza un producto de Benadryl, compruebe que NO haya otros ingredientes activos. Algunos productos de Benadryl contienen también descongestionantes, y estos pueden ser peligrosos para los perros.

La difenhidramina puede repetirse cada seis u ocho horas según sea necesario para ayudar con la urticaria. A veces pueden tardar de horas a unos pocos días en resolverse completamente. La difenhidramina puede causar somnolencia, pero en algunos perros puede causar excitación (llamada reacción paradójica).

Reacciones severas a picaduras de abejas en perros

En los casos más graves, los perros pueden desarrollar un shock anafiláctico. En los caninos, el órgano de choque es el tracto gastrointestinal (GI) (en contraste con los gatos y los humanos, en el que son los pulmones). Los perros en choque anafiláctico no necesariamente desarrollan dificultad para respirar. Es mucho más probable que desarrollen una aparición repentina de vómitos, diarrea y colapso. Tanto la diarrea como el vómito pueden ser extremadamente sangrientos, en algunos casos.

Esta es una emergencia absoluta y debe ser tratada como tal. Una vez evaluado por un veterinario, su perro será tratado con fluidos intravenosos (IV), epinefrina, posiblemente esteroides, oxígeno y un control muy estricto. Las pruebas de diagnóstico probablemente incluirán el control de la presión sanguínea, análisis de sangre y tal vez un ultrasonido abdominal.

¿Perro picado por una abeja? Así es como se trata

Dreamstime

A menudo, cuando se pica a los perros, no se observa, por lo que puede ser difícil determinar la causa de los signos. La anafilaxia también puede parecer una crisis Addisoniana; gastroenteritis hemorrágica aguda y severa (HGE); o vólvulo mesentérico. Una prueba útil es el ultrasonido abdominal. La hinchazón de la pared de la vesícula biliar (edema) puede usarse para determinar si la anafilaxis es la verdadera causa de los signos. Otro indicador es que la anafilaxis es un inicio muy repentino en un perro previamente sano que acaba de salir al exterior.

Con un tratamiento rápido y agresivo, la mayoría de los perros se recuperarán de este tipo de shock, pero el tratamiento temprano es esencial. En algunos casos, su veterinario puede recomendar llevar un EpiPen Jr para futuros viajes al aire libre con su perro. A pesar de tenerlo a mano, cualquier sospecha de un evento anafiláctico debe ser evaluada inmediatamente por su veterinario.

Cuando su perro sufre múltiples picaduras de abejas

Los síntomas iniciales en los perros incluyen mordeduras múltiples, dolor e hinchazón marcados, hipertermia (la temperatura puede elevarse a unos mortales 107 grados), jadeos fuertes, frecuencia cardíaca rápida y, en algunos casos, temblores musculares.

No existe un antídoto, por lo que el tratamiento está dirigido a la atención de apoyo. Esto debe ser agresivo, ya que los perros pueden desarrollar más tarde efectos sistémicos como la insuficiencia renal. La insuficiencia renal se desarrolla debido a un trauma muscular generalizado por las picaduras y la hipertermia. Cuando el músculo se daña, se libera mioglobina adicional (una enzima muscular) en el torrente sanguíneo. Esta debe ser metabolizada por los riñones, y cantidades excesivas pueden causar daño renal. Esto llevará a un color marrón oscuro en la orina y a un aumento del nitrógeno ureico en sangre (BUN) y de la creatinina.

El tratamiento se centra en mantener la hidratación con líquidos por vía intravenosa, medicamentos para aliviar el dolor (generalmente drogas fuertes como los opiáceos) y una estrecha vigilancia de las constantes vitales y los análisis de sangre. Los AINEs como el carprofeno y el meloxicam deben evitarse debido al riesgo de insuficiencia renal.

Un escenario diferente y menos común es un aguijón en el interior de la boca o la lengua. Estas picaduras pueden ser más severas debido a la cantidad de dolor e hinchazón. En casos raros, la hinchazón en la boca puede provocar inflamación de las vías respiratorias, obstrucción y dificultad para respirar. Aunque esto no es común, puede suceder. Si sabe que su perro fue picado en la boca o en la lengua, vigile de cerca cualquier signo de dificultad respiratoria. Estos incluyen sibilancias u otro tipo de respiración ruidosa, tos y dificultad para llevar el aire a los pulmones (disnea inspiratoria). Busque atención veterinaria!

En estos casos, es posible que su perro necesite recibir asistencia respiratoria. Esto puede incluir una mascarilla de oxígeno, puntas de oxígeno nasal o, en casos graves, cuando las vías respiratorias superiores estén obstruidas, la colocación de un tubo de traqueostomía de emergencia. Esto permite al veterinario evitar la inflamación de las vías respiratorias superiores y proporcionar al paciente oxígeno para salvarle la vida. Estos son temporales y se retirarán cuando la hinchazón se haya resuelto lo suficiente como para permitir la respiración normal.

La mayoría de las reacciones a las picaduras de abejas son leves, pero es importante reconocer los síntomas más graves para poder iniciar un tratamiento inmediato y reducir al mínimo los efectos sistémicos.

¿Perro picado por una abeja? Así es como se trata

¿Y las abejas asesinas?

Debe hacerse una nota especial sobre las abejas asesinas africanizadas. Son un híbrido de dos abejas: la abeja occidental y la abeja ibérica. Fueron hibridizadas en Brasil en la década de 1950 con la esperanza de aumentar la producción de miel. Desafortunadamente, los enjambres escaparon de la cuarentena y emigraron a través de América Central y al suroeste y Florida. Estas abejas siguen estando en gran parte aisladas en esas zonas, pero con las temperaturas globales en flujo, se puede esperar que se propaguen.

A diferencia de la abeja melífera, que suele ser dócil, estas abejas pueden ser muy fáciles de agravar y agresivas e incluso de perseguir a las víctimas. Cuando se molestan, tienden a atacar en grandes enjambres. Curiosamente, el veneno es el mismo que el de otras abejas de la miel, que rara vez son mortales. Son las picaduras múltiples las que pueden ser fatales para los animales y los humanos.

Catherine Ashe, DVM, practicó medicina de emergencia durante nueve años y ahora trabaja como veterinaria asociada en el Hospital de Animales de Skyland en Asheville, N.C.

Deja un comentario