Por qué tu gato podría no estar comiendo: Causas, consecuencias y qué hacer

Los gatos son criaturas complejas, caprichosas, caprichosas y a veces bastante impredecibles.

Tu amigo felino a veces hace cosas que no entiendes completamente y negarse a comer sus deliciosas y una vez adoradas comidas es sólo una de ellas.

Entonces, ¿por qué su gato no está comiendo?

Los gatos son criaturas carnívoras por naturaleza y necesitan muchos productos cárnicos reales a diario para poder llevar un estilo de vida saludable. Sin embargo, aparte de la carne, también tienen una variedad de otras necesidades nutricionales y necesitan una dieta bien equilibrada en todo momento.

Una dieta bien equilibrada significa carne, carne y más carne, y asegurarse de que los alimentos que se alimentan incluyen todas las vitaminas y aminoácidos que no puede producir en su propio cuerpo, como la vitamina A, la taurina y más.

A diferencia de nosotros los humanos, su gato, especialmente el gato de interior, tiene necesidades nutricionales especiales. Éstas varían según la edad y la raza de su gato.

Su gato puede negarse a comer su comida por varias razones, incluso si es comida de alta calidad y está especialmente fabricada para la edad y la raza de su gatito.

Principales razones por las que su gato no come

Las tres razones principales son:

  1. un entorno desconocido o estresante,
  2. el factor caprichoso, y
  3. una enfermedad.

Pero antes de que empiece a preocuparse por la posibilidad de que su preciosa bola de pelaje felina pueda estar sufriendo una enfermedad, revisemos todos estos factores con más detalle.

1. Los nuevos alrededores pueden hacer que los gatos pierdan el apetito

Aunque no perderán la oportunidad de olfatear y explorar cada nuevo rincón, gracias a su curiosidad, los gatos pueden asustarse fácilmente. Los nuevos entornos pueden ser estresantes y aterradores incluso para los gatos más curiosos e intrépidos que hay.

La falta de familiaridad con el nuevo entorno creará un cambio de escenario, lo que hará que su gato se sienta ansioso y deje de pensar en comer mientras intenta averiguar qué está pasando y aprender a adaptarse.

Si usted y su gato viajan a diferentes lugares que también pueden asustar a su gatito y el cambio de su entorno y de la rutina de alimentación dará lugar a una pérdida de apetito.

Los felinos son criaturas de hábitos. Esto significa que deben ser alimentados a una hora exacta cada día o noche, de lo contrario pueden negarse a comer su comida. Un alimentador automático puede ayudar con esto, y al menos asegurar que está comiendo a la misma hora todos los días durante un movimiento.

La gente, los sonidos y los lugares desconocidos juegan un papel muy importante en el régimen alimenticio de un gato. Asegúrate de que tu gatito se introduce adecuadamente en su nuevo entorno antes de intentar alimentarlo y permitirle explorar todo libremente por su cuenta.

2. Los gatos son extremadamente caprichosos por naturaleza

Los felinos pueden ser bastante impredecibles y caprichosos.

Si su gato no está comiendo, puede ser simplemente un capricho. Buscar atención o demandar un trato diferente y más sabroso para la comida son las dos razones principales de por qué los gatos caprichosos se negarán a comer su comida.

Si ha cambiado recientemente la marca y el sabor de la comida de su gatito, probablemente dejará de comer. O si le ha dado sobras de comida o golosinas especiales con demasiada frecuencia, puede desarrollar una preferencia por las cosas más deliciosas.

Los gatos pueden ajustarse fácilmente a una marca y sabor particular de comida enlatada o seca y un cambio de comida resultará en una negativa por parte de su gatito.

Si has aplastado vitaminas y suplementos en el tazón de comida de tu amigo felino y resulta que son amargos o insípidos, tu mascota comenzará a fruncir el ceño en su tazón por lo “sospechoso” que contiene. Lo mismo ocurre con los tazones sucios, asegúrate de limpiarlos después de cada comida.

Hablando de tazones, a los gatos no les gusta que se les moje el bigote, así que hay que usar tazones poco profundos.

Algunas razas de gatos con caras planas, como el persa por ejemplo, necesitarán cuencos aún más superficiales que otras razas y es mejor que se alimenten de un plato poco profundo en lugar de un cuenco.

Por último, pero no menos importante, otra razón caprichosa para no comer podría ser el hecho de que su gatito está simplemente harto de comer exactamente lo mismo cada día. ¡Sucede!

3. Enfermedades

Los gatos son criaturas delicadas y pueden enfermarse tan fácilmente como un bebé humano.

Si su gato no está comiendo y no es por un entorno estresante, un cambio de dieta, o por algún otro capricho, entonces su amigo felino podría estar enfermo.

La insuficiencia renal, los problemas cardíacos, las enfermedades intestinales, el cáncer y la pancreatitis son las principales enfermedades, que podrían estar causando la pérdida de apetito. Algunas razas son más propensas a desarrollar estas enfermedades que otras, así que esté atento a los problemas de salud más comunes relacionados con la raza de su bola de pelaje felina.

Si tiene alguna razón para temer esto, por favor, lleve a su gatito al veterinario de inmediato, incluso para descartar cualquier enfermedad.

Por supuesto, su gato podría no estar sufriendo nada serio y aún así podría negarse a comer. ¿Por qué?

Bueno, a veces problemas inofensivos y simples relacionados con la salud podrían estar causando esto. Por ejemplo, si su gatito sufre de un dolor de muelas, definitivamente dejará de comer.

Otra razón es la acumulación de gruesas bolas de pelo en los intestinos de tu gatito. Si tu peluda mascota come hierba, le ayudará con las indigestas bolas de pelo.

Una reciente vacunación, pulverización o esterilización también puede provocar una repentina pérdida de apetito.

¿Cómo hacer que tu gato coma de nuevo?

A diferencia de los seres humanos, los gatos no pueden estar sin comida durante largos períodos de tiempo. Sus cuerpos no pueden producir varias sustancias extremadamente importantes como la vitamina A y la taurina, y necesitan muchas proteínas para llevar una vida sana y próspera.

Hay varias maneras de hacer que su gatito coma su comida.

Limpia sus tazones después de cada comida y usa tazones poco profundos en lugar de los profundos. Nunca mezcle la medicación con la comida, porque su gato se equivocará y dejará de comer por completo.

Prepara algunas deliciosas golosinas en la comida del gato y opta por vitaminas y suplementos insípidos e inodoros para que tu gatito no los sienta.

Si ha guardado la comida de su mascota en la nevera, caliéntela antes de servírsela. A los gatos no les gustan las comidas congeladas o frías.

Asegúrate de que le sirves a tu gatito varias comidas de comida húmeda y seca para que no se acostumbre a un solo tipo de comida para gatos.

Si su gato es extremadamente caprichoso, necesitará abastecerse de varias marcas y varios sabores de comida de alta calidad para que satisfaga las necesidades nutricionales y de sabor de su gato.

Independientemente de la edad y la raza de su gato, siempre debe consultar a un veterinario si su gato pierde el apetito de repente. La salud de su bola de pelo felino nunca debe ser dejada de lado y siempre debe ser su prioridad.

Deja un comentario