Cómo entrenar a tu gato para que camine con una correa y un arnés

¿Enseñando a tu gato a caminar con correa? ¿No es una locura? ¿Es posible?

Para empezar, no es nada loco. Muchos padres de mascotas han adoptado la práctica de sacar a sus gatos a pasear con la ayuda de una correa, como lo haría el dueño de un perro. De hecho, es una gran idea.

Los gatos, especialmente los de interior, sienten la necesidad de explorar, jugar y olfatear en la naturaleza.

Desafortunadamente, tu gatito no tendrá la oportunidad de usar sus instintos y de enfrentarse a retos aventureros cuando su principal fuente de aventuras sea subir a los armarios o balancear su cuerpo en los respaldos de algunas sillas.

Por supuesto, el exterior representa una gran variedad de peligros para los gatitos. Las pulgas, enfermedades, plantas y malezas venenosas, el tráfico y los depredadores aún más grandes siempre presentan un factor de riesgo. Pero, ¿debería privar a su gatito de la alegría de explorar el mundo exterior cuando puede llevarlo a pasear con seguridad? Por supuesto que no!

Cómo prepararse para pasear a su gato

Paso uno: Prepárate… ¡Mucha paciencia!

Prepárate con mucha paciencia. El adiestramiento de los gatos no es una tarea fácil, ya sea en la caja de arena, los paseos, los rascadores o cualquier otra cosa.

Los felinos son bastante caprichosos por naturaleza y harán lo que quieran. No te recompensarán con comprensión y obediencia si decides castigarlos y no entenderán tus métodos como lo haría un perro.

Paciencia, refuerzo positivo, golosinas y tiempo son esenciales cuando se trata de entrenar a tu gato, especialmente si quieres enseñarle a caminar con correa.

Paso dos: Conseguir el equipo adecuado

El siguiente paso crucial es equiparse y equipar a su gatito para las próximas aventuras al aire libre. Esto significa comprar el equipo adecuado para el gato: correas, arneses, etiquetas de identificación. A diferencia de los perros, los gatos son flexibles y pueden soltarse fácilmente de sus collares o escaparse de sus correas. Por lo tanto, es importante conseguir productos especialmente diseñados para gatos. Revisamos los mejores arneses y correas aquí.

Definitivamente necesitarás conseguir arneses o chaquetas, porque no puedes pasear a tu gatito con una correa atada a su cuello. El cuello de un felino es tan suave que se puede lesionar fácilmente si se tira de la correa.

Pasos para empezar a entrenar a tu gato para que camine con una correa

Paso uno: Introducir el arnés/correa

Primero, tendrás que introducir el arnés y la correa a tu gato. Deje que el gato lo huela y recompénselo con algo de comida o con una golosina para gatos. De esta manera el gato captará la idea de que estar alrededor del arnés y la correa es algo positivo. Deje el arnés alrededor de los comederos del gatito o de su cama durante los próximos días.

Paso dos: Pruébalo

Ahora que su gato está acostumbrado a la vista y a la presencia del arnés, es hora de probárselo.

Lentamente ponle el arnés a tu gato y dale golosinas. Si a su gatito no parece gustarle desde el principio, quíteselo y repita el paso anterior, luego intente ponérselo de nuevo y siga dándole golosinas.

Paso tres: Caminar alrededor de la casa

Una vez que el arnés esté abrochado, haz un camino con pequeños trozos de comida o golosinas para ver si tu gato quiere caminar con su arnés.

No te preocupes si las cosas no salen bien desde el principio. El entrenamiento de los gatos puede ser arriesgado, pero si eres paciente y recompensas tu bola de pelo felino por sus esfuerzos, se acostumbrará al arnés.

Paso cuatro: Corto paseo fuera de la casa

Si su amigo peludo se siente lo suficientemente cómodo como para caminar con una correa dentro de la seguridad de su casa, es hora de llevarlo afuera. Si vives en una zona ruidosa con mucho tráfico y otros tipos de ruidos fuertes, no lleves a tu gato allí. Intente ir a un lugar más tranquilo. Equípese con más golosinas y recuerde que la paciencia es la clave.

Asegúrate de que tu gato no lama o come nada en el suelo, y aléjate de los árboles. Si su gatito no quiere caminar y está tratando de quedarse quieto o de salirse del arnés, vaya a un lugar diferente e inténtelo una vez más.

Paso cinco: ¡Ir a dar un verdadero paseo!

¡Por fin, estás listo! Salgan a dar un paseo normal después de hacer paseos más pequeños y cortos. ¡Disfruta! ¡Tu gatito se divertirá mucho!

Elogios verbales, caricias suaves, golosinas y otros tipos de refuerzos positivos son cruciales si quieres enseñar a tu amigo felino a caminar con correa. Asegúrate de mantenerlo seguro y de elegir siempre un entorno diferente para proporcionar una experiencia al aire libre verdaderamente aventurera a tu mascota.

Deja un comentario