¿Los gatos pueden comer camarones o son malos para ellos?

Como gatitos carnívoros, sin importar su raza o edad, deben tener carne en su dieta diaria. Ya sea pollo, carne, pato u otra cosa, la carne es su principal fuente de nutrición vital.

Numerosos fabricantes de alimentos para gatos optan por sustituir el principal ingrediente de la carne por pescado como caballa, salmón y atún o simplemente añadir carne de pescado a la receta como un sabor adicional y un refuerzo de los nutrientes. Entonces, ¿esto significa que los gatos también pueden comer mariscos como las gambas?

Sí, los camarones son seguros para que los gatos los coman.

Es más, son muy nutritivos, por no decir sabrosos. Pero por supuesto, hay algunas reglas que debes seguir si quieres alimentar a tu gatito con gambas. Y hay algunas partes de las gambas que no son seguras para que los gatos las coman.

¿Cómo alimentar a tu gato con gambas?

Aquí están los fundamentos sobre qué hacer y qué no hacer si quieres introducir las gambas en la dieta de tu mascota.

¿Pueden los gatos comer camarones congelados y camarones cocidos preenvasados

?

Los camarones procesados, listos para comer y preempacados son un absoluto no-no para los gatos. Estos alimentos son extremadamente altos en sodio, que sirve como conservante. Tales altos niveles de sodio son poco saludables para su gatito, por decir lo menos.

Además, estos tipos de camarones a menudo incluyen algún tipo de condimento. Muchas especias y hierbas pueden suponer un peligro tóxico para su amada bola de pelos.

Por otro lado, los camarones congelados son una opción más segura. Mientras no se haya añadido salmuera salada o rebozados pesados para freír a los productos congelados, puede tratar a su mascota con gambas congeladas de forma segura.

¿Pueden los gatos comer gambas crudas?

Los camarones frescos y crudos son seguros para los gatos y la mayoría de los gatos los disfrutan. Puedes usar las gambas en recetas crudas o sólo como un regalo ocasional.

No le añadas ningún condimento y asegúrate de que has limpiado a fondo las gambas y eliminado el tracto digestivo. Al igual que los seres humanos, los gatos no pueden comer el tracto digestivo de las gambas.

¿Pueden los gatos comer camarones caseros?

Para ser honesto, los camarones caseros son una de las opciones más seguras para tu gatito. Cocinando las gambas frescas en casa tienes el control total del condimento y el procesamiento.

Si decides cocinar camarones para tu gatito, aléjate de la sal, la pimienta negra y otras especias. Además, no uses demasiada mantequilla o aceites para freír y siempre limpia bien las gambas antes de cocinarlas.

¿Pueden los gatos comer cabezas, colas y patas de camarones?

Mucha gente ve las colas, cabezas y patas de los camarones como algo antiestético o incluso desagradable. Si estas partes del camarón no aumentan tu apetito, dáselas a tu amigo felino. A los gatos les gustarán las patas, las colas o las cabezas de las gambas tanto como la carne del torso de las gambas.

Puedes alimentar a tu gatito con estas partes del camarón en su forma cruda o cocida. Ambas opciones serán sabrosas y ambas opciones tendrán un olor atractivo para un gato.

Asegúrate de seguir las reglas que mencioné anteriormente. Mantente alejado de los condimentos y asegúrate de que los camarones estén limpios antes de que tu bola de pelos empiece a masticarlos.

¿Pueden los gatos comer papas fritas de camarón?

Aunque las papas fritas de camarón tienen un sabor ligero y la carne de marisco sugiere que es más saludable que las papas o las papas fritas de maíz, sigue siendo comida chatarra. Su base está llena de almidón y grasa.

A menos que lo prepares en casa desde el principio, también es alto en sodio y coberturas tóxicas como la cebolla, el ajo, etc.

Si haces papas fritas de camarón en casa, puedes tratar a tu gato con ellas. Sólo mantén los condimentos dañinos alejados y no trates a tu gatito demasiado a menudo con él.

¿Pueden los gatos comer cáscaras de camarón?

En algunos casos, es seguro que los gatos coman conchas de camarón. Si no se ha utilizado sal, salmuera o condimentos, entonces puede darle a su gatito conchas de camarón crudas o cocidas.

También puedes freírlos, incluso los gatos quisquillosos disfrutan de los alimentos con una textura crujiente.

¡Los gatitos también pueden comer camarones!

Introducir diferentes texturas y sabores a su gato desde una edad temprana es esencial para desarrollar sus preferencias alimenticias. Y los camarones tienen una gran cantidad de sabores y texturas. Mientras las gambas no hayan sido procesadas y conservadas con sal, puedes dárselas crudas o cocidas a un gatito.

Si por alguna razón (restos del tracto digestivo por ejemplo) su gato está vomitando o experimentando indigestión después de comer gambas, llame a su veterinario. Aunque es raro, es posible que su mascota sea alérgica a las gambas.

Esta posibilidad, sin embargo, no debería asustarte la idea de alimentar a tu amigo mullido con mariscos. Las gambas son una delicia nutritiva, sabrosa y saludable que dejará extasiados a la mayoría de los gatos. No prives a tu bola de pelo felino de su oportunidad de comer algo tan bueno.

Deja un comentario