¿Los gatos pueden comer espinacas o es malo para ellos?

Cuando la gente piensa en alimentos saludables que promueven el control de peso, a menudo piensa en verduras de hoja. Y uno de los vegetales de hoja más populares en todo el mundo es la espinaca.

De hecho, es tan popular, que incluso se puede ver en las recetas de numerosos fabricantes de comida para gatos de alta calidad.

Pero los gatos son carnívoros. Esto significa que no deberían comer tales cosas cuando necesitan prosperar principalmente con la carne, ¿verdad? Bueno, las espinacas son una de esas cosas que pueden proporcionar nutrientes esenciales para su mascota, aunque no sean lo suficientemente sustanciales para reemplazar la carne. Y ya que estamos en el tema de estos alimentos, tal vez quieras echar un vistazo a algunos de los superalimentos humanos que los gatos pueden comer con seguridad.

Pero volvamos a las espinacas. ¿Son las espinacas seguras para que las coman los gatos? ¿O puede hacerles daño? Desafortunadamente, la respuesta es un poco más complicada que un simple sí o no.

¿Las espinacas son buenas para los gatos?

Sí, de varias maneras la espinaca puede ser beneficiosa para las bolas de pelo de los felinos. Es por eso que muchos fabricantes de alimentos para gatos usan pequeñas cantidades de espinacas en sus fórmulas. Estas son algunas de las principales ventajas de la espinaca para los gatos.

  • Rico en vitaminas y minerales. Las vitaminas A, K, B6, B2, E y C son bastante abundantes incluso en las más pequeñas porciones de espinacas. Además, este verde frondoso también es rico en magnesio, folato, calcio y potasio, todos ellos esenciales.
  • Ofrece una buena cantidad de fibra. La espinaca es moderada en fibra en comparación con otros vegetales. Sin embargo, todavía puede promover una buena salud digestiva, especialmente para los gatitos que sufren de estreñimiento. Si su gato come pequeñas cantidades de espinacas (como las cantidades en los alimentos comerciales para gatos), la verdura no será suficiente para causar diarrea, pero ayudará con la digestión en general.
  • Es bajo en calorías. Uno de los numerosos beneficios de las espinacas es su falta de calorías. Junto con su contenido de fibra es otra razón por la que incluirla en la dieta de tu mascota es genial para el control de peso.
  • También tiene ácidos grasos Omega-3. No me malinterpreten, la espinaca no es una verdura mágica baja en calorías y alta en grasas saludables. Contiene una cantidad notablemente baja de Omega-3, por lo que no es tan buena como el pescado o los aceites de pescado. Pero es beneficiosa de todas formas.

Como puedes ver, alimentar a tu gato con espinacas tiene bastantes ventajas. Desafortunadamente, no lo convierten en un suplemento milagroso adecuado para todos los gatitos.

¿Pueden las espinacas ser malas para los gatos?

En algunos casos las espinacas pueden ser realmente malas para los gatos. Aunque no es tóxica para las bolas de pelo de los felinos, puede empeorar algunos problemas de salud preexistentes.

No deberías darle espinacas a los gatos que sufren de problemas urinarios. Esta hoja verde contiene olaxato de calcio. Puede hacer que su mascota desarrolle cristales dañinos en su tracto urinario que podrían conducir a mayores complicaciones.

Sin embargo, si el gatito está sano en general y no tiene problemas con su tracto urinario, las pequeñas cantidades de olaxato de calcio en las espinacas no lo dañarán.

Entonces, ¿las espinacas son seguras para los gatos o son malas para ellos?

Ahora que hemos repasado los pros y los contras de las espinacas puedes ver por qué te advertí sobre la falta de una simple respuesta de sí o no. Pero aquí hay algunos simples consejos que lo resumen todo:

Si su gato tiene o ha tenido alguna vez infecciones del tracto urinario y problemas de riñón, no le dé espinacas.

Las pequeñas cantidades de olaxato de calcio no son suficientes para causar daño a un gato adulto sano en general. Sin embargo, pueden dañar a una bola de pelo que se esté recuperando o que esté totalmente recuperado de tales complicaciones de salud.

No pienses que las espinacas son sustanciales para una dieta diaria, sin importar la cantidad.

Cuando se alimentan en cantidades moderadas, las espinacas pueden dar un impulso nutricional al organismo de tu amigo. Desafortunadamente, aumentar la dosis no hará que esta verdura sea más nutritiva. No puede sustituir la carne o el pescado como alimento principal. Lo que es más, demasiado de esto puede causar indigestión.

Las hojas de espinaca crudas serán tan seguras para un gato como lo sería su variación cocinada. Sin embargo, si está tratando de añadir espinacas cocidas a la comida de su mascota, no utilice condimentos, salsas o toppings, porque podrían desencadenar una reacción tóxica.

Teniendo en cuenta estos hechos y consejos, las espinacas pueden ser seguras para su gato, y también beneficiosas. No espere que haga milagros si su gatito necesita un gran impulso nutricional. Después de todo, sólo es una verdura. No puedes ni debes tratarla como un suplemento, un laxante o peor, como un sustituto de la carne.

Deja un comentario