¿Los gatos pueden comer huevos? ¿Son seguros y buenos, o malos para ellos?

¿Los gatos pueden comer huevos? ¿Son seguros y buenos, o malos para ellos?

Los huevos son deliciosos, saludables y tienen un papel irremplazable en toneladas de recetas para una gran variedad de comidas caseras.

Son una excelente fuente de proteínas, minerales y muchas vitaminas, incluyendo A, D y B12. Además, los huevos contienen aminoácidos esenciales, que nuestro cuerpo no puede sintetizar por sí mismo.

Muchos dueños de gatos se preguntarán: si los huevos son tan buenos para nosotros, ¿podemos dárselos a nuestras mascotas felinas? ¿Son seguros?

Como carnívoros, los gatos prosperan principalmente con las proteínas. Sus cuerpos necesitan las proteínas naturales, las grasas y las vitaminas derivadas de la carne verdadera. Pero como los huevos son ricos en proteínas y sus yemas son ricas en grasas naturales, ¿pueden los gatos comer huevos con seguridad?

Sí, los gatos pueden comer huevos.

Muchos fabricantes de comida para gatos de alta calidad incluyen más que sólo carne en sus fórmulas. Los aceites, las bayas, las verduras y algunos productos de origen vegetal, todos ellos pueden encontrarse en los alimentos para gatos, ya que son bastante saludables para tu amigo felino.

Los huevos también entran en esa categoría.

Sin embargo, como todo en la vida, alimentar a tu gato con huevos tiene sus ventajas y desventajas.

¿Por qué los huevos son buenos para los gatos y gatitos?

Antes de sumergirnos en los peligros de darle huevos a tu esponjoso amigo, repasemos algunos de los beneficios nutricionales de este alimento.

Los huevos contienen:

  • Riboflavina
  • Tiamina
  • Grasa natural
  • Aminoácidos
  • Vitaminas A, B12, D, E, K
  • Lisina y otras proteínas esenciales
  • Calcio, hierro, zinc y otros minerales esenciales

Si su gato desnutrido o de bajo peso necesita un poco de impulso en términos de su sistema inmunológico y su peso, los huevos serán un excelente complemento a su dieta. La tiamina, la riboflavina y la lisina son nutrientes cruciales para el organismo felino. Sin embargo, los huevos no deben comerse todos los días, ya que también presentan riesgos para la salud.

¿Cuándo y por qué los huevos serían malos o inseguros para los gatos y gatitos?

Demasiados ingredientes de huevo pueden ser insalubres para los gatos por las mismas razones que son peligrosos para las personas. Aunque las bolas de pelo felinas prosperan con la proteína, cuando sus organismos no pueden procesar demasiada cantidad de ella, esto resulta en niveles severamente altos de proteína en su orina. Esto puede ser particularmente problemático para los gatos que sufren de problemas renales.

Es más, cuando el cuerpo no puede absorber y procesar el exceso de proteína, puede convertirse en grasa. Y eso contribuye a la obesidad.

Por último, los huevos tienen un alto contenido de grasa. Los altos niveles de grasas y colesterol son dañinos para los gatos como lo son para nosotros, los seres humanos. Las yemas de huevo son extremadamente ricas en calorías y colesterol. Un huevo mediano contiene un promedio de 7,5g de proteína y 5,1g de grasa. En otras palabras, las grasas naturales son casi tanto como las proteínas saludables.

¿Qué tipos de huevos pueden comer los gatos?

¿Cocinado o crudo? ¿Revuelto? ¿Yema o blanco?

Muchos padres de mascotas optan por comidas caseras o por dietas crudas cuando se trata de alimentar a sus pelotas de felinos.

Los huevos crudos en tales comidas deben estar completamente fuera de los límites en todo momento.

Contienen toneladas de bacterias, incluyendo las mortales como la E. coli y la Salmonella. No sólo pueden ser mortales, sino que el gato puede transferirlas a la gente que vive bajo el mismo techo.

Los huevos cocidos, por otro lado, son seguros.

Puedes freír, escalfar, hornear, revolver o hervir los huevos antes de dárselos a tu gatito. Siempre que no contengan un exceso de aceite, ingredientes como el ketchup y la mayonesa, condimentos o cualquier planta o hierba tóxica, su gato puede comerlos.

Las claras de huevo son mejores para los gatos que las yemas en términos de valor nutricional. Su mascota se beneficiará de las vitaminas y minerales de las claras mucho más que de los altos niveles de grasas que se encuentran en las yemas.

¿Cómo alimentar a tu gato con huevos?

Nunca debe hacer de los huevos un ingrediente constante de la dieta diaria de su gato. Comer huevos todos los días puede tener resultados fatales para tu bola de pelos. En una nota más brillante, puedes mezclar un huevo cocido en la comida para gatos comprada en la tienda de tu gato o en su dieta casera o cruda.

La forma más fácil de alimentar a tu gato con huevos es mezclar un poco con su comida. Los felinos son caprichosos por defecto, así que es probable que su mascota simplemente fruncirá el ceño al ver un huevo cocido simple, a menos que venga con otra cosa, que ya conoce y le gusta.

Los huevos se pueden dar como un regalo de vez en cuando. Tenga en cuenta que darle un huevo entero a su mascota equivale a que un ser humano coma varios huevos al día.

También puede incluir huevos como complemento de la comida de su mascota para aumentar las proteínas. Si su gato tiene un peso inferior al normal o necesita más nutrientes, se beneficiará de las claras de huevo cocido. Tenga en cuenta que los felinos con sobrepeso o los gatos que sufren problemas de riñón no deberían recibir huevos, y que ningún gatito de por ahí debería comer huevos a diario.

Leave a Reply