¿Los gatos pueden comer tomates o son malos para ellos?

¿Los gatos pueden comer tomates o son malos para ellos?

Puede que te hayas preguntado o no por qué algunos fabricantes de comida para gatos incluyen tomates en sus recetas. Y puede que hayas oído que algunas personas afirman que los tomates son malos para los gatos, si no son venenosos.

Entonces, ¿por qué algunos alimentos para gatos incluyen tomates? ¿Pueden los gatos comer tomates con seguridad?

Desafortunadamente, esta es una de esas preguntas que tienen una respuesta tanto de sí como de no. Depende de numerosos factores, incluyendo la tolerancia de su propia mascota a la acidez, así como del tipo de tomates.

Pero no se preocupe, le explicaré todo lo que necesita saber con más detalle a continuación.

¿Qué pasa con los tomates en la comida para gatos?

Algunos alimentos para gatos se basan en una receta de ingredientes limitados, mientras que otros utilizan una gran cantidad de ingredientes diferentes. Puede encontrar tomates en estos últimos.

Los tomates son ricos en vitamina C, potasio y fibra.

Todo esto es esencial para los gatitos de todas las razas y edades. Sin embargo, hay mejores fuentes (es decir, más nutritivas) de estos nutrientes cruciales que los tomates.

Los gatos se benefician mucho más de otros vegetales en lo que se refiere a fibra dietética, vitaminas y minerales.

No soy un fanático de la comida para gatos con tomates. Son un poco demasiado ácidos y los tomates están apilados allí como relleno en lugar de nutrientes reales.

Los felinos tienen necesidades nutricionales diferentes a las de los humanos. Por lo tanto, los tomates no son tan saludables para ellos como para las personas.

¿Mi consejo? Apéguese a la comida para gatos de alta calidad basada en la carne y que deriva la fibra de las verduras o frutas verdes con propiedades antioxidantes.

¿Pero son los tomates seguros para que los gatos los coman?

En algunos casos, los tomates son, en efecto, perfectamente seguros para que los gatos los coman, mientras que en otros representan un peligro tóxico.

Los siguientes factores juegan un papel clave en la definición exacta de cuán seguros serán los tomates para su gato. Por supuesto, tenga en cuenta que no pueden ser aplicados universalmente a todas las bolas de pelo que hay.

  • La parte de la planta (tallo, hojas, fruto)
  • El tipo de tomate (crudo o cocido, maduro o inmaduro, menos o más ácido)
  • La tolerancia de su gato a la acidez y la ingesta de fibra
  • Cualquier complicación de salud actual

Como dije, la respuesta no es un simple sí o no. Existe la posibilidad de que el sistema digestivo de su gatito no tolere los tomates, ya sean crudos o cocinados. Sin embargo, también existe la posibilidad de que esta popular fruta (sí, el tomate es una fruta) no dañe su bola de pelos.

¿Cuándo son los tomates tóxicos para los gatos?

Las plantas de tomate, al igual que las de patata, plantean algunos riesgos para la salud de los gatos y otros animales. Algunas toxinas que se encuentran en la planta de tomate pueden causar complicaciones gastrointestinales y otros problemas.

Si su mascota está tratando de comer las hojas o tallos de una planta de tomate, tiene que intervenir inmediatamente. Lo mismo ocurre con el fruto de los tomates inmaduros.

En general, los gatos no encontrarán atractivos los frutos de tomate inmaduros o las plantas de tomate.

Desafortunadamente, los gatitos son curiosos e impredecibles. Si llegan a ingerir algunas de las toxinas, pueden sufrir algunas complicaciones de salud. Diarrea, pupilas dilatadas, vómitos, pérdida de apetito y otros síntomas ocurrirán dependiendo de la severidad de la toxicidad.

Las mismas reacciones tóxicas pueden ocurrir para los perros. La línea de ayuda de envenenamiento de mascotas tiene un breve artículo sobre el tema. Yo seguiría su consejo y llamaría al veterinario inmediatamente si su gato se ha acercado a una planta de tomate.

Además de los frutos inmaduros, las hojas o los tallos, los tomates también pueden ser perjudiciales para los gatos en las siguientes formas:

  • Ketchup
  • Sopas de tomate
  • Jugos de tomate preenvasados
  • Salsas de tomate compradas en la tienda

¡Nunca le des de comer a tu gato ninguno de los artículos mencionados!

El ketchup y otras salsas de tomate se procesan y conservan intensamente con toneladas de productos químicos. Es más, tienen un montón de condimentos que podrían desencadenar una reacción alérgica o tóxica.

Los jugos de tomate de su tienda local son igual de malos. Nada en ellos es 100% natural, al contrario de lo que se puede leer en la etiqueta.

Y por último, las sopas de tomate también son malas para los gatos, aunque sean caseras. Afrontémoslo, has puesto algunas hierbas, especias y condimentos ahí, ¿no? Además, esa sopa de tomate no puede ofrecer nada beneficioso que satisfaga las necesidades alimenticias de su mascota.

¿Cuándo son los tomates seguros para los gatos?

El fruto de los tomates rojos maduros es seguro para los gatos en las siguientes condiciones:

  • Cantidades moderadas
  • Frutas frescas sin condimentar
  • No hay complicaciones de salud actuales

Si su mascota tiene alguna enfermedad o un estómago sensible, no debe presionar su suerte con los tomates. Sin embargo, si el gatito está sano en general, no pasará nada si come una o dos rodajas.

Tenga en cuenta que hay frutas y verduras mucho más nutritivas (espinacas, calabaza, arándanos, guisantes, judías verdes, etc.) que ofrecen una dosis saludable de vitamina C, potasio, fibra dietética y todos los demás beneficios que tienen los tomates. Son opciones más saludables que no le harán daño al estómago de su mascota. Y oye, ¡serán más sabrosos que una rebanada de tomate crudo!

Leave a Reply