¿Los gatos pueden ponerse celosos de otros gatos, perros o humanos? Señales y comportamiento

Los padres de mascotas en todo el mundo tienden a dar a sus gatos rasgos similares a los de los humanos. ¡Antropomorfizar nuestras amadas bolas de pelo felinas es un pasatiempo común!

Decimos que los gatos nos aman, que pueden entendernos y que tienen emociones similares a las de los humanos. Así que la pregunta podría surgir naturalmente: ¿pueden los gatos ponerse celosos como los seres humanos?

Sí, los gatos pueden ponerse celosos.

No es raro que un felino se sienta territorial. El sentimiento predominante para muchos gatos es “MIO” cuando se trata de su área de vivienda y/o de sus padres mascotas. ¡Puede que experimenten los mismos sentimientos hacia su propia casa o sus seres queridos!

Los felinos pueden fácilmente ponerse celosos de los gatos, perros y otros animales. También pueden ponerse celosos si sus dueños están más atentos a las tareas diarias o a un huésped de la casa. Esto podría resultar en que un gato se desparrame por el teclado, por ejemplo, para exigir su cuota de mimos diarios.

Algunas razas, como el Pixie Bob y el Maine Coon, son bastante relajadas, tranquilas y tolerantes con los extraños. Típicamente no les importa compartir la atención de sus dueños con otras mascotas o personas. Por supuesto, cada gato es único. Como resultado, incluso una raza felina notablemente tolerante puede mostrar celos excesivos.

¿Por qué los gatos se ponen celosos?

¿Por qué tú, como humano, te pones celoso, mientras que otros no lo hacen? Algunos humanos y felinos simplemente están hechos de esa manera.

Por ejemplo, una raza de gato particularmente celosa es la Oriental de Pelo Corto. Estas bolas de pelo adoran ser el centro de atención y harán cualquier cosa para lograrlo. No están contentos cuando sus dueños están más atentos a otros humanos, animales o incluso objetos inanimados mientras realizan sus tareas diarias.

Los celos felinos dependen de la personalidad y el temperamento del gato, así como de su educación, nivel de socialización y la interacción general con su padre o madre mascota.

Sin embargo, hay varias razones comunes detrás de los celos de tu gatito.

Inseguridad

Si tu amada bola de pelos no está convencida de tu amor incondicional, puede estar celosa sin razón alguna.

La inseguridad suele venir después de que el gato haya experimentado un momento desgarrador como la despedida de su anterior dueño o un recuerdo desagradable similar. El gatito puede sentirse poco convencido de que no perderá también su afecto, por lo que tendrá que probarse a sí mismo (potencialmente una y otra vez.)

Falta de socialización adecuada

Los gatos que no tienen suficiente socialización con otros animales o humanos experimentan fácilmente celos. Cuando se enfrentan a un encuentro social, pueden actuar de forma inadecuada porque nunca se les ha enseñado mejor.

Falta de suficiente tiempo de vinculación

Ya sea estudiando, trabajando, viendo la televisión o haciendo las tareas domésticas, la gente tiene tareas diarias. Por mucho que te guste, no puedes participar en sesiones de entrenamiento o jugar con el gatito las 24 horas del día. Pero cuando el gato siente que no tiene suficiente tiempo de vinculación con su dueño, se convierte en un problema.

¿Qué pasa cuando los gatos se ponen celosos? Significados y signos

Notará cambios de comportamiento, lo que indicará que algo anda mal con su gato. Tu esponjosa mascota no actuará cada vez que se ponga celoso, pero cuando lo haga, definitivamente lo notarás.

Agresión

Es común el comportamiento agresivo como silbar, arañar, morder y atacarte a ti o a la otra persona/animal/objeto inanimado que desencadenó los celos. El gato también puede orinar en la alfombra o intentar arañar los muebles. Básicamente, su bola de pelos tratará de vengarse por la forma en que se siente. Y eso significa atacar a lo que sea que piense que hará un punto claro.

Depresión

El gatito puede empezar a actuar letárgico, tímido y deprimido debido a la inseguridad básica. Por cualquier número de razones, puede sentir que su amor está a punto de ser retirado de forma permanente y esto puede ponerlo en un barrido.

Adulando

Un tipo común de comportamiento celoso es la adulación. Ronronear, frotarse contra ti, suplicar con maullidos excesivos, etc. son signos típicos de adulación. Esta es básicamente la forma en que tu gato obtiene tu atención.

Si animas al gato burlándote de él a propósito, riéndote de él, o no le muestras atención a propósito cuando el comportamiento celoso parece divertido, tus acciones sólo empeorarán la situación. ¡Los gatitos tienen sentimientos heridos!

Si no puede dedicar su tiempo a atender las necesidades de su gatito, piénselo dos veces antes de adoptar un gato. También puede optar por una raza más independiente y relajada. Otra opción es abastecerse de juguetes interactivos para mantener al gatito entretenido y ejercitado. Sin embargo, todos los gatos necesitan amor y atención, así que no descuides las necesidades de tu bola de pelaje.

Deja un comentario