¿Qué es la L-Lisina, por qué dársela a su gato, y cuáles son los beneficios?

En esta época moderna podemos obtener medicamentos para la prevención y el tratamiento de algunas de las enfermedades más peligrosas que nuestros antepasados no podían afrontar ni siquiera hace un siglo. Y gracias a la medicina actual también podemos obtener una gran variedad de medicamentos para nuestras mascotas.

Como padres de mascotas, a menudo nos preocupamos en cuanto nuestras bolas de pelo felinas empiezan a actuar de forma extraña. En algunos casos incluso nos preguntamos si debemos dar a nuestros queridos gatitos los medicamentos que usamos para problemas como indigestión, vómitos, resfriados comunes y demás. Afortunadamente, algunas medicinas fabricadas para humanos también son seguras para los gatos.

La codeína, la prednisolona, la dexametasona y otros medicamentos similares para aliviar el dolor son, en efecto, seguros para los gatos. Además, los veterinarios prescriben esos medicamentos, aunque se fabriquen principalmente para consumidores humanos.

Uno de los numerosos medicamentos disponibles en el mercado para los seres humanos, que también son seguros y beneficiosos para los gatos, es la Lisina o L-lisina.

¿Qué es la L-lisina?

En pocas palabras, la L-lisina es un aminoácido, que es un suplemento común para los seres humanos, gatos y perros por igual.

Ahora, la L-Lisina ya está presente en el cuerpo de todos los gatitos, pero a veces no es suficiente.

Durante décadas se ha utilizado para tratar las infecciones del herpes felino, también conocido como FVR y FHV-1.

La L-lisina para gatos puede adquirirse sin receta médica especial de su veterinario. Recomiendo los masticables de VetriScience Lysine Plus si su gato necesita un suplemento.

Cada gato requiere una dosis diferente de L-lisina. La dosis segura depende de la raza del gato, el estado de salud actual, la edad y también del peso corporal. Por lo tanto, para saber la cantidad correcta que necesita su mascota, deberá consultar con un veterinario.

Si su gatito sufre una enfermedad preexistente, debe tener cuidado al administrarle L-lisina u otros suplementos.

Los beneficios de darle L-lisina a tu gatito

Como ya se ha mencionado, la aplicación más popular de la L-lisina para gatos es el tratamiento del virus del herpes felino. El aminoácido se utiliza ampliamente para tratar los síntomas actuales del FHV-1, así como los síntomas recurrentes.

El herpes felino a menudo se diagnostica erróneamente como alergia a los felinos (sí, los gatos también pueden ser alérgicos).

Afortunadamente, la L-lisina es efectiva en el tratamiento de los síntomas no sólo del FHV-1, sino también de las alergias. El aminoácido básicamente trata las infecciones de las vías respiratorias superiores y puede ayudar con los numerosos problemas de salud derivados de estas infecciones.

La L-lisina para gatos puede ayudar:

  • Infección herpética felina
  • Entrecerrando los ojos
  • Escurrimiento nasal
  • Descarga del área de la nariz, la boca y los ojos
  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Letargo
  • Cuestiones respiratorias como el jadeo
  • Conjuntivitis

¿Por qué es beneficioso?

La L-lisina es beneficiosa para los gatos porque no sólo puede aliviar los síntomas antes mencionados, sino que también puede evitar que vuelvan a aparecer poco después de que el gatito haya experimentado un brote.

Aunque el aminoácido ya está presente en el organismo del gato, sus niveles no siempre son lo suficientemente altos para que el gatito luche contra las infecciones. Por lo tanto, la administración de suplementos de L-lisina puede estimular el sistema inmunológico de su mascota y ayudarla a tratar los síntomas de la infección.

Los gatitos pequeños y los gatos mayores suelen ser los que necesitan suplementos de L-lisina. Sin embargo, los gatos jóvenes de 2 a 5 años también pueden sufrir brotes, aunque sus sistemas inmunológicos son más fuertes que los de los gatitos y los felinos mayores.

La L-lisina es eficiente para tratar numerosos problemas de salud, pero no hace milagros. En otras palabras, si se administra como un suplemento regular sin la necesidad explícita de curar un síntoma recurrente, no hará nada bueno para su amigo felino. El suplemento no hará al gato invencible o a prueba de enfermedades. Está pensado para ser administrado como un medicamento solamente.

Los efectos secundarios de dar L-lisina a un gato

Como todo en la vida, la L-lisina tiene sus pros y sus contras. No sólo no es adecuada para ser administrada como suplemento dietético sin un problema de salud actual, sino que a veces puede realmente dañar a su gatito, incluso si se administra según lo prescrito por un veterinario.

Estos son los efectos secundarios más comunes de la L-lisina para los gatos:

  • Rascado compulsivo y persistente
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Hinchazón facial
  • Encías pálidas
  • Convulsiones

Es posible que la L-lisina interfiera con otros medicamentos, que actualmente le está dando a su gatito. Además, los gatos que sufren de trastornos digestivos o tienen estómagos débiles por defecto podrían fácilmente tener diarrea o náuseas por ello.

Incluso si es sólo un efecto secundario leve, debe alertar inmediatamente a su veterinario sobre ello. Además, podrías estar usando erróneamente la L-lisina para tratar síntomas que en realidad están enmascarando una enfermedad más grande y peligrosa.

Por último, pero no menos importante, la L-lisina no puede curar realmente el herpes felino. Una vez que un gato contrae el virus, lo llevará por el resto de su vida, incluso si nunca experimenta ningún síntoma de la infección. El herpes felino no se puede curar, sólo se puede tratar. Como tal, la L-lisina no debe ser malinterpretada como una cura definitiva.

¿Debería darle L-lisina a su gato?

El suplemento se ha utilizado durante decenios para el tratamiento de los síntomas mencionados en los gatos. Por lo tanto, es perfectamente seguro de usar siempre y cuando su veterinario apruebe la dosis correcta y no interfiera con otros problemas de salud preexistentes.

Una de las formas más fáciles de administrar la L-lisina a su gatito es dándosela en forma de “golosina” masticable. Independientemente del tipo de L-lisina que reciba, siempre debe administrarla por vía oral.

VetriScience Lysine Plus Chews

Una forma fácil de darle L-lisina a tu bola de pelo es conseguirla en forma de golosinas para gatos. VetriScience ofrece excelentes suplementos de Lysina en forma de mordiscos.

Se fabrican específicamente para los gatos. Además, tienen sabor a pollo. Por lo tanto, incluso los felinos más quisquillosos de ahí fuera querrán comérselos. Además, la fórmula es adecuada para los gatitos, así como para los gatos adultos.

Comparado con la mayoría de los suplementos para gatos, estos masticables no le costarán una pequeña fortuna.

Además, los productos de VetriScience no sólo son eficientes, sino que también están aprobados por el veterinario y son perfectamente seguros para su amigo mullido. El fabricante es un líder en los suplementos más vendidos para el sistema inmunológico, el cuidado de la cadera y las articulaciones, relajantes musculares y así sucesivamente. En otras palabras, no tendrás que preocuparte de que te engañen para que compres un suplemento que no sirve para nada.

Independientemente del tipo de suplementos de L-lisina que esté recibiendo, siempre consulte con un veterinario antes de administrarlos a su gatito. El veterinario le aconsejará sobre la dosis correcta, la duración del tratamiento y la posible interferencia con otro problema de salud.

Última actualización el 17 de abril de 2019

Deja un comentario