Remedios de vinagre de sidra de manzana y beneficios para los gatos: ¿Es seguro o tóxico?

En el transcurso de estos últimos años el vinagre de sidra de manzana se ha convertido en una parte irremplazable de la cocina, la medicina y la cosmética debido a sus numerosas ventajas para la salud. Ya sea que lo usemos para la belleza, la cocina o incluso para tratar problemas de salud leves, es un hecho que el vinagre de sidra de manzana es útil en una variedad de formas.

¿Pero tiene algún beneficio para los gatos? ¿Pueden los gatos tener VCA con seguridad o es tóxico?

Afortunadamente, el vinagre de sidra de manzana es seguro para los gatos, dependiendo de la dosis.

Según Cailin Heinze, VMD, una cucharadita de vinagre de sidra de manzana diluido es seguro para perros y gatos por igual.

Aunque una cantidad tan pequeña es segura, aumentar la dosis o usando vinagre de sidra de manzana sin diluir en gatos plantea problemas de salud . No debe tratar a su mascota con demasiado vinagre en cualquiera de sus formas. Además, el vinagre de sidra de manzana debe estar fuera de los límites para los gatos con enfermedades renales . Es demasiado ácido para ellos, independientemente de su edad o raza.

Sin embargo, las bolas de pelo felinas saludables en general pueden beneficiarse de un poco de vinagre de sidra de manzana. Pueden incluirlo en su dieta o incluso usarlo como solución tópica.

Beneficios del vinagre de sidra de manzana para los gatos

En pequeñas cantidades, el vinagre de sidra de manzana diluido puede tener los siguientes beneficios para la salud de las bolas de pelo de los felinos (siempre que puedan tolerarlo):

  • Remedio para la enfermedad del tracto urinario
  • Actúa como laxante
  • Trata las infecciones respiratorias
  • Ayuda con las alergias y el asma
  • Trata las pulgas y las infecciones de la piel

Debido a la alta concentración de ácidos este tipo de vinagre sirve como laxante activo. Sin embargo, demasiado de él puede causar diarrea severa y deshidratación. Además, no es una cura milagrosa y maravillosa. Por lo tanto, no se puede utilizar como sustituto de los medicamentos para la alergia y el asma.

El vinagre de sidra de manzana trata algunos problemas de piel en los gatos.

Puedes usarlo para problemas de piel rota, tiña y otras infecciones similares. El vinagre diluido y el agua de manantial o destilada pueden aliviar tales infecciones. Y como el vinagre no es tóxico, no tienes que preocuparte de que tu bola de pelos lo lama.

Otra gran aplicación del vinagre de sidra de manzana para los gatos es el tratamiento de las pulgas.

Es probable que a tu amigo felino no le guste el sabor del vinagre. ¡Pero a las pulgas tampoco les gustará el olor y el sabor de la solución ácida! Y por lo tanto, es extremadamente eficiente contra las infestaciones de pulgas en las razas de pelo corto y largo por igual.

¿Hay algún beneficio nutricional?

Mientras que usamos vinagre de sidra de manzana en la cocina todo el tiempo, sus ventajas nutritivas para los humanos no se pueden aplicar a los gatos.

De hecho, el vinagre de sidra de manzana no ofrece ningún tipo de nutrientes para los felinos.

El potasio y el magnesio que contiene son demasiado bajos. Su mascota tendría que beber toneladas de vinagre para que estos minerales tengan efecto en su organismo. Mientras tanto, la solución altamente ácida dañaría a su mascota mucho antes de que obtenga algo nutritivo del vinagre.

En otras palabras, añadirlo a la dieta de su gato para tales propósitos no es una buena idea. Por otro lado, el vinagre de sidra de manzana todavía tiene muchos otros beneficios para su gatito.

Cómo usar el vinagre de sidra de manzana en los gatos

Hay dos maneras básicas de ayudar a tu amigo mullido a sacar algunas ventajas de este gran producto.

Puedes aplicarlo como solución tópica para problemas de la piel y tratamientos contra las pulgas o puedes dárselo por vía oral a tu mascota para el tratamiento de problemas de salud internos.

De cualquier manera, tienes que tener cuidado con él. Incluso los gatos sanos en general pueden experimentar trastornos del sistema digestivo por el vinagre. ¡El tipo sin diluir debe estar completamente fuera de los límites! Y por último, no debes darle la misma dosis a un gato que a un humano o a un perro.

Remedios internos de vinagre de sidra de manzana para gatos

Como todos sabemos, los felinos son bastante caprichosos, especialmente con su comida. Algunos padres de mascotas optan por mezclar el vinagre en los tazones de agua de sus mascotas. Una buena forma de reducir el ácido es añadir una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio y dejar que la solución se disuelva en agua.

Sin embargo, he encontrado que este método no es particularmente eficiente para las papilas gustativas de un gato.

En su lugar, intente mezclar no más de una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en la comida enlatada húmeda de su gato. Es más fácil que hacerlo con croquetas. Utilice la lata favorita de su gato si es extremadamente quisquilloso con su comida.

Consulte con un veterinario sobre la dosis segura para su propia mascota. Exagerar puede causar problemas de salud, incluso si sólo se utiliza vinagre diluido. Y si su gatito es intolerante a la solución ácida, sólo baje la dosis u opte por otro remedio para mascotas, que esté aprobado por el veterinario.

Remedios externos de vinagre de sidra de manzana para gatos

El vinagre es un eficiente repelente de pulgas y otros parásitos similares. Debido a que su versión diluida no es tóxica para los gatos, puedes usarlo con seguridad como solución tópica en el pelaje de tu mascota. Tenga en cuenta las siguientes instrucciones para las soluciones tópicas:

  • Tratamiento contra las pulgas. Mezcla 1:1 de vinagre de sidra de manzana diluido y agua de manantial o destilada. Utilice un pulverizador para aplicar la solución. Si no puede evitar el área de los ojos o la botella rociadora está asustando a su mascota, use toallas de papel o un paño suave para frotar la solución en el pelo del gato.
  • Infecciones de oído. Mezcla 1:1 de alcohol y vinagre de manzana en un pequeño tazón. Hundan una bola de algodón en la solución y limpien cuidadosamente los oídos de su gatito con ella. Puede usar este remedio dos veces al día para la mayoría de las infecciones de oído, pero aún así debe tener cuidado. Frotar demasiado fuerte puede dañar la piel de su mascota y empeorar la infección, además de provocarle un rasguño o una marca de mordedura.
  • Para otras infecciones de la piel. Los casos leves de piel rota, tiña o conjuntivitis también pueden ser tratados con vinagre de sidra de manzana. Mezclar 2 cucharadas de él en una taza de agua y aplicar cuidadosamente la solución en la zona problemática. Puede usar esta solución tópica casera hasta dos veces al día.

Independientemente del tipo de problema que esté tratando de curar, debe consultar siempre con un veterinario de confianza sobre la dosis correcta para el caso de su mascota, así como sobre su salud en general. Descuidar cualquier problema subyacente o una clara intolerancia al vinagre puede, de hecho, suponer riesgos para la salud de su preciosa bola de pelo felino.

Deja un comentario