¡Mi gato apestoso huele a caca! ¿Cómo puedo detener el mal olor?

Te acabas de dar cuenta de que tu gato tiene un olor desagradable, particularmente desagradable que huele a caca. ¿Y ahora qué? ¿Por qué tu mascota huele a caca? ¿Qué lo causa? ¿Cómo te deshaces del hedor?

Por defecto, los gatos son probablemente los animales más limpios de todas las mascotas domésticas. Están constantemente usando sus lenguas, patas e incluso dientes para mantener sus cuerpos esponjosos limpios. Sin embargo, eso no significa que no puedan ensuciarse.

¿Pero por qué mi gato huele a caca?

Bueno, para empezar, tal vez no sea el gato el que produce el olor desagradable. Lo más probable es que sea algo tan simple como un cambio de dieta, basura sucia o un ambiente estresante.

Cambio de dieta

Las criaturas felinas, especialmente los gatos de interior, tienen necesidades nutricionales diferentes a las de los humanos. Como tal, necesitan mucha carne, grasas, aceites, vitamina A, y lo más importante, taurina. Además, sus estómagos son bastante sensibles. Un cambio repentino de dieta podría causar gases, flatulencias, diarrea y olores desagradables.

Alimentar tu bola de pelos con comida de alta calidad para gatos es importante para su bienestar, así que nunca optes por opciones más baratas y no hagas cambios drásticos entre los tipos de comida que le sirves a tu mascota… y si lo haces, ¡tómatelo con calma!

Basura sucia

El mantenimiento de la caja de arena es tan esencial como el de la dieta equilibrada de su gato.

Esto significa limpiar después de tu gatito y rellenar su camada. Probablemente sea lo último que quieras hacer después de un largo día de trabajo, pero si empiezas a descuidarlo, tu casa empezará a oler a caca muy pronto.

Muchos gránulos de basura de baja calidad no pueden absorber el olor y los excrementos adecuadamente y si se pegan a las patas y el pelo de su gatito, esto definitivamente hará que su gato huela a caca. Afortunadamente, existen camillas autolimpiables, pero si no puede gastar una pequeña fortuna en una de ellas, opte por gránulos de alta calidad.

Gato sucio

Aunque los gatos se limpian constantemente, a veces la caca, especialmente la que gotea, puede quedar atascada en su pelaje en la zona posterior. Si tienes una raza de pelo largo como el Persa o el Maine Coon, hay una gran posibilidad de que el pelo atraiga partículas desagradables.

Si tu gato huele a caca, revisa el pelaje alrededor de su parte inferior para ver si hay alguna mancha de orina o caca. Es posible que tenga que recortarlo regularmente para evitar estos problemas en el futuro.

Los gatos a los que se les permite vagar fuera son menos higiénicos que los gatos de interior. Por lo tanto, podría haber captado el olor de un gato salvaje o podría haberse revolcado en algo desagradable afuera. Si permites que tu mascota deambule por el patio, asegúrate de tratarla para las pulgas y los parásitos, usa toallitas para gatos y báñala regularmente.

Glándulas anales infectadas

Los felinos son propensos a desarrollar una variedad de problemas con sus glándulas anales. Las glándulas están localizadas cerca del fondo debajo de la piel y pueden infectarse, comenzar a tener fugas o incluso desarrollar anabscesos. En este caso, necesitarás llevar inmediatamente a tu gato para un chequeo completo en la oficina del veterinario.

Si su gatito está patinando en el suelo, tiene problemas para hacer su trabajo, y está constantemente lamiendo o incluso mordiendo el área alrededor de su trasero, probablemente está sufriendo de una infección o inflamación de las glándulas anales. Su veterinario puede recetarle antibióticos o, si es necesario, incluso vaciar las glándulas.

¿Cómo hacer frente al problema?

El primer y más importante paso es mantener la calma. Lo más probable es que su gato no sufra de fugas o glándulas anales infectadas, por lo que el olor a caca proviene de su pelaje o de la caja de arena.

Antes de ir al veterinario, compruebe si todo está en orden con su comida (vuelva al tipo de comida que estaba comprando antes de que el gato empezara a producir el olor), déle un baño a su gato y limpie suavemente la zona alrededor de su trasero. Si su mascota sigue oliendo a caca después de haber limpiado la arena y el gato, es hora de buscar la ayuda de un profesional.

Deja un comentario